LA PARTICIPACIÓN DE LA SOCIEDAD UNA ASPIRACIÓN DEMOCRÁTICA

LA PARTICIPACIÓN DE LA SOCIEDAD UNA ASPIRACIÓN DEMOCRÁTICA

El Diálogo Nacional y los Diálogos Regionales como participación de la sociedad en la búsqueda y construcción de la paz y por tanto en la formulación de transformaciones, es una aspiración de quienes soñamos con una Nueva Colombia para todas y todos.

Históricamente esta aspiración ha tenido y sigue teniendo distintas denominaciones y cierta diversidad de opiniones, pero en su sentido general y básico ha estado ligada al reclamo popular y de nación en torno a la democracia de las mayorías, la justicia social, la paz, la soberanía y los cambios.

Este reclamo ha cobrado mayor fuerza en varios momentos de nuestra historia, que no ha podido ser cristalizado por la negación al cambio impuesta ‘a sangre y fuego’ por el poder oligárquico que ha gobernado el país por más de dos siglos.

En los últimos años y aparejado a la crisis de dominación oligárquica esta aspiración ha vuelto a cobrar fuerza, gran respaldo social y de país, adquiriendo nuevas dimensiones con las movilizaciones masivas de protesta en los últimos años, especialmente con el Estallido Social del año pasado que confluyó en el triunfo electoral de Gustavo Petro y Francia Márquez a la cabeza del Pacto Histórico.

La participación real siempre ha estado acaparada por las minorías que han detentado el poder económico, mediático, político y militar, que le ha sido negada a los de abajo muchas veces de forma demagógica y engañosa reducida a la apariencia o mera formalidad, hoy en las nuevas realidades asoma la posibilidad donde la sociedad, en especial el pueblo y las mayorías excluidas incidan en los nuevos destinos del país.

Los colombianos seguimos teniendo el reto de construir la paz y por tanto los cambios, a la oportunidad que hoy se ha creado se atravesarán los viejos poderes, los intereses del puñado de potentados y familias que eternamente han manejado el país, ellos buscarán que todo siga igual así sea bajo la apariencia de un cambio.

Con poca sutileza ya empezó a expresarse en las declaraciones de los gremios económicos, en las voces de los de siempre, de los grandes medios, buscando crear el pánico económico, llamando a «no desbaratar» lo que se tiene, a no «espantar a los inversionistas», a mantener los mismos modelos minero-energético, de salud, tributarios, de política antidrogas, etc., bajo la frase de “darle tranquilidad al país”, lo que reclaman es la tranquilidad para ellos manteniendo sus privilegios, junto a la miseria y exclusión para las mayorías.

En el Ejército de Liberación Nacional somos conscientes del actual momento histórico y de la nueva situación del país, seguiremos empujando la participación de la sociedad, los cambios, la paz y el futuro. Una vez reanudemos las Conversaciones de Paz podremos examinar de manera creativa las propuestas del Nuevo Gobierno y las nuestras, tanto las que tiene que ver con la participación de la sociedad como las referidas a crear un nuevo ambiente que contribuya a la paz de Colombia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.