MUJERES ARTESANAS DE VIDA

MUJERES ARTESANAS DE VIDA

Carmen Tarazona

En Colombia a 4 años de desmovilización de las FARC va en aumento la Guerra contra las comunidades opuestas a la megaminería, la erradicación violenta de las plantaciones de coca y especialmente contra los defensores de Derechos Humanos y líderes de los pueblos étnicos.

En resistencia al desplazamiento y despojo las mujeres de la clase popular realizan luchas comunes junto a sus hombres mientras labran hechos de igualdad al interior de sus familias y comunidades; en homenaje a las mujeres en resistencia reseñamos pasajes de la vida de algunas luchadoras de vanguardia popular.

Ruth Alicia López Guisao

Alicia nació en 1982 en Dabeiba, Antioquia, su familia en 1991 fue desplazada de Urabá hacia el Barrio Olaya Herrera de Medellín, lo que les permitió sobrevivir al Genocidio de la Unión Patriótica.

En Medellín lideró iniciativas de jóvenes y mujeres de las Juntas de Acción Comunal (JAC), en educación y salud. En 2002 en medio de la Operación Orión comandada por el General Montoya que usó una fuerza combinada de Policía militarizada, militares y narcoparamilitares contra la Comuna 13, fue detenida y acusada de pertenecer a las milicias populares, un año después fue absuelta de las acusaciones y dejada en libertad [1].

Alicia se trasladó a vivir en Istmina, Chocó, donde lideró proyectos agroalimentarios, culturales y de mujeres desarrollados por Asokincha del Coordinador Nacional Agrario y pertenecía al Congreso de los Pueblos.

En Medellín el 2 de marzo de 2017 cuando fue a visitar a su familiaen la Comuna 13 fue asesinada por narcoparamilitares, ese mismo día la Fiscal Claudia Carrasquilla declaró que Alicia y su familia pertenecieron en el pasado a un grupo de milicia, en una abierta sindicación y defensa de esta ejecución; en febrero de 2019 la Fiscalía General reconoció que Alicia fue asesinada en razón de su liderazgo.

Lucy Villareal Herrera

Licenciada en Artes Visuales de la Universidad de Nariño, como cultora popular estaba vinculada a la Fundación Cultural Indoamericanto y lideraba el colectivo Viva la Vida en comunidades rurales de Tumaco, donde realizaba formación en música y danza para los participantes del Carnaval de Negros y Blancos.

El 24 de diciembre de 2019 fue asesinada cuando terminaba de dictar un taller para niños en la Biblioteca de la Variante en Tumaco; tenía 32 años, dejó 2 hijas de 6 y 18 años. Este ataque es un atentado contra el movimiento cultural de Nariño que alimenta el tejido social comunitario.

Ana María Cortés Mena

Ana María Cortés fue Presidenta de varias JAC en Cáceres en el Bajo Cauca de Antioquia, era defensora de los derechos de los desplazados de Hidrohituango, luchaba por la evacuación de las comunidades en riesgo por la crisis de la represa, por lo cual recibió amenazas de la Fuerzas Armadas.

En 2018 fue Coordinadora de la Campaña presidencial de Gustavo Petro en Cáceres; Ana María había dicho que “no sabía si iba a morir por mano de los paramilitares o por el desastre de Hidroituango”; cuando la asesinaron el 4 de julio de 2018 tenía 46 años [2].

Magdalena Cocubana

Líder del pueblo Macaguán de la etnia Hitnü en Tame, Arauca, luchó por la preservación de la memoria histórica y cultural de su etnia, sobresaliendo en el movimiento cultural del Concejo Regional Indígena de Arauca (Cria) y en la Asociación de Capitanías y Autoridades Tradicionales de Arauca (Ascatidar) [3].

Magdalena tenía 72 años cuando fue asesinada al frente de su vivienda el 2 de septiembre de 2019 en el barrio Veinte de Julio de Tame.

Santa Felicinda Santamaría

Nació en el Valle del Baudó, Chocó, luego vivió en Villa del Carmen en las afueras de Quibdó, caserío que carece de atención estatal, las viviendas en su mayoría son ranchos donde no hay acueducto, las calles están sin pavimentar y no existen fuentes de empleo; algunos jóvenes del barrio se vinculan a bandas de narcotráfico, incluidos los narcoparamilitares del Clan del Golfo.

Para promover el estudio y alternativas para la juventud Felicinda con apoyo de la Diócesis católica abrió programas de capacitación para jóvenes en el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), junto a programas para la atención integral de los niños [4].

Los últimos 10 años de su vida los dedicó a mejorar la vida del Barrio Virgen del Carmen II donde era Presidenta de la JAC. Cuando tenía 52 años Santa Felicinda fue asesinada en su casa el 3 julio de 2018.

_____

[1] A prisión 40 años, por asesinato de lideresa social en la comuna 13. El Tiempo, 27 -02-2019.

[2] Líder social Ana María Cortés Mena. La paz en el terreno, 7-04-2018

[3] Asesinada líder indígena en el casco urbano de Tame. La Voz del Cinaruco, 4-09-2019. [4] Felicinda Santamaría, una década de lucha por el barrio. Verdad Abierta, 17-12-2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.