LA CARA OCULTA DEL DESASTRE EN HIDROITUANGO

LA CARA OCULTA DEL DESASTRE EN HIDROITUANGO

Chavela Villamil

Desde que colapsó Hidroituango en 2018 por fallas estructurales en su construcción a causa de la corrupción, se han venido conociendo los entramados que rodean este ‘elefante blanco’, y como siempre cubren con el manto de la impunidad a los responsables, mientras los contribuyentes asumimos las pérdidas.

La hidroeléctrica de Ituango (Hidroituango) hasta antes de su colapso en 2018 era el megaproyecto emblemático de Empresas Públicas de Medellín (EPM), por contar con una central subterránea de 8 turbinas cada una de 300 Megavatios (Mw), 2.400 Mw de capacidad instalada y 13.930 GWh de energía media anual, el 17 por ciento de la electricidad producida en el país.

Desastre económico obra de corruptos

Hidroituango tenía presupuestado iniciar operaciones en octubre de 2018, solo en términos de costos de la obra se han perdido 8,9 billones de Pesos, el valor inicial era de 11,4 billones y a la fecha asciende a 20,9 billones [1], a esto se suman las pérdidas sociales y el impacto ambiental generado por la obra en sí y por su colapso.

Según EPM solo hasta junio de 2022 entraría en operación una sola turbina de Hidroituango, una segunda turbina sería puesta en funcionamiento en noviembre de ese mismo año, mientras las seis unidades restantes comenzarían a operar apenas entre 2023 y 2025; en otras palabras, tras un retraso operacional de cuatro años Hidroituango solo producirá 600 Mw -durante el último trimestre lectivo-, el 25 por ciento de su capacidad instalada.   

Recientemente la Contraloría General de la República (CGR) emitió un Fallo de Responsabilidad Fiscal (FRF) en contra de 26 personas naturales y jurídicas, por una serie de hechos sucesivos y concatenados e irregulares en Hidroituango; en junio de 2019 el costo de la obra excedía en 114,94 por ciento del valor inicial, entre las empresas afectadas por el Fallo destaca la Constructora Conconcreto S.A. propiedad de Luis Carlos Sarmiento Angulo [4].

Impactos ambientales catastróficos

Los principales impactos ambientales ocasionados por Hidroituango se centran en la afectación del caudal del río Cauca, lo que genera impactos directos en las especies que lo habitan y los pobladores que dependen de estas; a esto se suman las miles de especies que murieron víctimas del represamiento del río que desencadenó el colapso de la hidroeléctrica en 2018.

Las demoras en la puesta en operación de la hidroeléctrica han generado un déficit eléctrico, la creciente demanda de energía eléctrica en septiembre aumentó 7,8 por ciento, lo que genera un inminente desabastecimiento energético que debe ser cubierto, según el Ministerio de Minas este déficit sería cubierto a través de energía termoeléctrica; el Ministro de Minas y Energía afirmó que, “ya han entrado tres unidades de TermoYopal, que sumada a la planta de Termocentro, acumulan entre ambas 190 Mw de capacidad instalada mensual” [3], cifra que solo representa 16,37 por ciento de lo que produciría Hidroituango en un mes.

La operación de termoeléctricas para suplir el déficit eléctrico genera un duro impacto ambiental, ya que este tipo de máquinas usan Diésel y carbón, combustibles fósiles que emanan una gran cantidad de Gases de Efecto Invernadero responsables directos del Calentamiento Global.   

Hidroituango oculta un Genocidio

Las ejecuciones selectivas, masacres y desapariciones han sido la fórmula más utilizada por el régimen para doblegar a las comunidades e imponerles megaproyectos en sus territorios, Hidroituango no es la excepción, diversas investigaciones han establecido que en su zona de impacto entre 1982 y 2016 perpetraron alrededor de 62 masacres, con cerca de 600 víctimas fatales [4].

Según la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) 2.094 personas fueron víctimas de desaparición forzada en los municipios de Briceño, Cáceres, Ituango, Nechí, Peque, Sabanalarga, Tarazá, Toledo y Valdivia, zona de influencia de Hidroituango, Crímenes de Lesa Humanidad asociados con el despojo de predios necesarios para el desarrollo de este complejo hidroeléctrico [5].

____

[1] Cuenta regresiva en Hidroituango: en junio de 2022 empezaría a funcionar. Portafolio, 2-09-2021.

[2] Hidroituango: Contraloría emite fallo de responsabilidad fiscal. El Tiempo, 07-09-2021.

[3] Plantas térmicas serán plan B del Gobierno de no entrar operación de Hidroituango. Forbes, 17-10-2021.

[4] “62 masacres en los 12 municipios donde se desarrolla proyecto Hidroituango”. Centro de Recursos de Derechos Humanos, 23-01-2019.

[5] 2.094 personas fueron desaparecidas en área de influencia de Hidroituango: JEP. El Espectador, 9-12-2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.