‘GRINGOS MATARON A ROMAÑA Y AL PAISA’

‘GRINGOS MATARON A ROMAÑA Y AL PAISA’

Nelson Sánchez conocido como ‘Maximiliano García’ hizo parte del grupo de Jaime Chucula durante tres años, en los cuales conoció del narcotráfico y demás acciones de Arturo Paz (Jerónimo) en la frontera colombo-venezolana del río Arauca; ahora después de evadirse de ese grupo narra lo que conoció [*].

Mi nombre es Nelson Sánchez conocido en las Farc-EP como Maximiliano García, pertenecía al Décimo Frente de las Farc-EP, andaba con el camarada Jaime Chucula, yo deserto de las Farc porque vi los nexos que tienen con el Estado colombiano, y como campesino que soy no comparto esa ideología que ellos tienen de acabar con la revolución y por eso decido desertarme para el ELN.

Cuando yo ingresé me prometieron 700.000 Pesos los cuales me pagaron los dos primeros meses, y yo le comenté a él que mi familia estaba pasando necesidades, entonces se ‘puso bravo’ y me dijo que “si yo quería ganar plata me fuera para Colombia y que hiciera un curso mercenario”.

Allá hay compañeras que también cayeron en el error como caí yo, engañado, por la necesidad que estábamos pasando y están en las filas de las Farc, las maltratan, no las valoran como mujer, las tienen como objeto sexual, se les pasan para las caletas a media noche, abusan de ellas, porque allá es un desorden con la vaina de la droga, entonces hay mucho drogado.

Allá la mujer no tiene validez, la mujer es ‘un cero a la izquierda’, es un objeto sexual que ellos tienen allá, a mí me consta de cómo Arturo y Chucula compran niñas vírgenes, se las traen, Alberto se llama el ‘man’ que se las trae, para que ellos abusen de ellas, le echan un whisky las ponen a fumar droga, o sea las humillan.

De Arauquita para abajo hay una Base Militar nueva que el Ejército colombiano la creó para proteger a Arturo, de noche pasan [por el río Arauca] mercenarios para allá y para acá, es un negocio que ellos tienen, es un despelote ahí en su vaina pasan gente para allí para acá, soldados vienen a hablar con el camarada Arturo, ellos toman whisky, hacen comidas, asan vacas.

Ahí en esa base hay gringos, me consta porque yo sé que allá hay gringos, tienen radares, tienen de todo para tumbar aviones, helicópteros lo que se les meta; esa base fue construida para proteger a los grupos de mercenarios que están en La Victoria, Ripial, Arenales, La Capilla, para no dejarlos solos, allí tienen radares para tumbar aviones, helicópteros, mejor dicho, investiguen para que vean que no estoy diciendo mentiras.

SEGUNDA PARTE

Soy Nelson Sánchez deserté de las Farc del Décimo Frente para el ELN, andaba con el camarada Jaime Chucula, ¿qué es lo que hay en el Bloque Oriental?, lo que hay es una tanda de mercenarios qué son construidos, son grupos de mercenarios construidos por el Ministerio de Defensa de Colombia.

A los mercenarios los recibe y el camarada Arturo Ruiz, los desembarcan en la noche en helicóptero y una vez llegaron 26 los recibió el camarada Jaime Chucula, que tiene comunicación directa con el Estado colombiano, con el Ministerio de Defensa, a ellos los agarra el camarada Jaime y les da la misión; el camarada Jaime es el encargado de darle la misión que ellos tienen que hacer, destruir cualquier grupo que huela a Revolución.

Los 26 que llegaron tenían la misión de matar al camarada Romaña y al camarada Paisa, entre los 26 había dos mercenarios que eran como gringos, sus fusiles diferentes, el estilo era diferente y hablaban diferente, y uno nunca les entendió lo que ellos estaban diciendo.

Hubo un momento que estábamos en un campamento y llegaron drones de alto alcance y fusiles diferentes, emisores de alto alcance y un tipo de armamento diferente para vigilar la frontera; esos armamentos los descargan en La Esmeralda y ahí venían cascos, uniformes, botas originales o sea pura vaina de mercenario porque la guerrilla no usa eso; dentro de esos armamentos también traían armas antitanques, no me sé el nombre de esas armas, pero eran armas capaces de acabar con una volqueta, con un tanque, eran armas especializadas para eso.

A nosotros nos decían que iba a llegar el momento en el que teníamos que matar Presidentes de Junta [de Acción Comunal] en Colombia, Voceros de Consejos Comunales en Venezuela y líderes sociales, si era en Venezuela echarle la culpa al Gobierno y si era en Colombia echarle la culpa al ELN, para que la gente piense que es el ELN el que está haciendo algo malo, cuando no es así, porque el mal lo están haciendo es ellos.

Yo le hago un llamado a mis compañeros: a Carolina, a James, Balín, Milano, que se deserten y que pongan estas armas en la verdadera lucha por un pueblo, estas armas; tengamos en cuenta como el camarada Jaime, el camarada Arturo se emborrachan, toman whisky y nosotros si nos tomamos una cerveza nos sancionan, nos amarran y hasta nos matan; que tengan en cuenta cómo ellos traen ‘prepagos’, comen buena comida, que abran los ojos los compañeros, que se vengan para acá y que se deserten, que ya dejen de luchar por una vaina que no es ni de nosotros.

_____

[*] Ver los dos vídeos completos en https://bit.ly/3KF9vA4

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.