EL CAMBIO SE IMPULSA CON LA MOVILIZACIÓN

Himelda Ascanio

El viejo régimen que todavía sostiene el poder con sus medios de comunicación, Fuerzas Armadas (FFAA) y el legislativo, torpedean las intenciones de reformas, además, la errada idea del presidente de co-gobernar con dichas élites también se confirmó como errada.

Para el pueblo colombiano, sus organizaciones, sectores y comunidades, queda una vez más demostrado que la movilización sigue siendo el camino, que los derechos, transformaciones y cambios se logran es por esta vía. Que el Gobierno recuerde, como bien lo dice, es el pueblo, el constituyente primario quien es el protagónico de las políticas del país.

Ante las intenciones de reformas propuestas por Petro, las élites han iniciado el boicot, el sector empresarial a cada tanto lanza supuestas alertas falsas sobre desabastecimiento y crisis, los medios de comunicación no paran de desinformar y generar pánico. Desde la doctrina de seguridad, sigue la arremetida paramilitar contra poblaciones y organizaciones, en asocio con las FFAA. Dentro de la misma rama ejecutiva, entre la corrupción y la infiltración mafiosa ejecutan planes contrarios a la apuesta por la paz, los cambios y las transformaciones.

Movilizaciones que confrontan el régimen

Esta semana hubo una nueva movilización social que se expresó en varias regiones del país, organizaciones sociales urbanas, campesinas, indígenas y afro, decidieron evidenciar sus realidades críticas a través de acciones, dados los largos incumplimientos y las pocas soluciones desde el Gobierno.

La movilización y las acciones se constituyen en el mejor escenario para plantear las exigencias, denuncias y debates de cara al Genocidio continuado del que son víctimas los procesos sociales y comunidades, por parte de la estrategia paramilitar que continúa activa en connivencia con las FFAA.

Los movilizados plantean la necesidad de discutir transformaciones profundas en los distintos sectores y ramas del Estado; al igual que sucedió en los encuentros realizados durante el desarrollo del punto número 1 de la Agenda de Diálogos de Paz entre el ELN y Gobierno, las expresiones populares plantean cambios estructurales en la Doctrina de Seguridad, de tal manera terminar con la fracasada y vieja estrategia del Enemigo Interno.

Asesinados de esta semana

3 de junio, tres personas fueron asesinadas con arma de fuego al interior de una vivienda en el barrio El Rebaño del municipio de Cartago, Valle del Cauca.

Marian Rodríguez Camelo, era lideresa comunitaria y defensora de los derechos de las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar; fue asesinada el 4 de junio de 2024 en Buga, Valle del Cauca.

Ramón Arturo Montejo Peinado, era sacerdote de la diócesis de Ocaña en Norte de Santander, además, lideraba algunos procesos humanitarios y de construcción de paz; fue asesinado el 4 de junio de 2024 en Ocaña, Norte de Santander.

Javier Condía, era líder y comerciante del corregimiento El Morro en jurisdicción de Yopal, Casanare, fue delegado de Asojuntas y dirigente comunal de la vereda La Guamalera; fue asesinado el 5 de junio de 2024 en Yopal, Casanare.

5 de junio, tres personas fueron asesinadas con arma de fuego y sus cuerpos dejados a orillas de la carretera en la vereda El Porvenir, a 15 minutos del casco urbano de Belén de los Andaquíes, Caquetá.

Hernán Henríquez Mora, era líder social y docente de la Institución Educativa Agrícola de Argelia, además era el Director del núcleo educativo del municipio; fue asesinado el 7 de junio de 2024 en Argelia, Cauca.

Mauricio Collazos, era un reconocido líder comunitario y actual fiscal de la Junta de Acción Comunal del caserío 18 en zona rural del municipio de Valparaíso, Caquetá; fue asesinado el 8 de junio de 2024 por hombres armados que irrumpieron y dispararon en medio de una reunión que realizaba la JAC del caserío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *