VÍA AL LLANO: UN BLOQUEO DE SARMIENTO ANGULO

VÍA AL LLANO: UN BLOQUEO DE SARMIENTO ANGULO

Álvaro Solano

En la Vía al Llano entre más dinero de los colombianos le invierten peor se encuentra, por 3 décadas el rico más rico del país ha sido el contratista que engorda con estos dineros que le han entregado 6 Gobiernos, elegidos con el apoyo financiero de Sarmiento Angulo.

Según la más reciente encuesta de Invamer el 91 por ciento de la población considera que la corrupción en el país ha empeorado en este Gobierno, lo que representa un aumento de 3 puntos porcentuales respecto a junio de este año [1].

Una vía bloqueada por la corrupción

Los 124 kilómetros de la Vía al Llano que conectan a Bogotá con Villavicencio son de los más congestionados del país, en un día cuando llueve se pueden presentar hasta cuatro cierres en la vía por deslizamientos de tierra o caída de material, a través de ella ingresan 200 toneladas de pollo y 200 toneladas de cerdo cada día a la capital, según Fenalco del Meta también se pierden cerca de 700 toneladas entre yuca y plátano, y 18 mil litros de leche; pérdidas diarias del comercio que ascienden a 43.000 millones de Pesos, por este constante bloqueo el Gobernador del Meta afirmó:

«Tenemos gente quebrada, la economía nuestra está atravesando un momento muy difícil, hace un año el Gobierno destinó 150 mil millones para la construcción del viaducto del kilómetro 58 y hasta ahora se están cerrando las licitaciones, nadie entiende que los 134 Puntos Críticos la concesión no los tenga registrados” [2].

La Vía al Llano en un tramo de 86 kilómetros tiene adjudicados en concesión 4 peajes en Boquerón I y II, Naranjal y Pipiral, en los últimos dos años estos le han generado a Coviandes (propiedad de Sarmiento Angulo) un recaudo de más de 25.342 millones de Pesos [3].

Las Concesiones viales un antro de corrupción

La Concesión es una licencia que otorga el Estado a una persona natural o jurídica para que aproveche un bien de uso público, una privatización descarada; en 1993 con el inicio de la apertura económica en el Gobierno de Gaviria (1990-1994) arrancó con las concesiones viales, que en teoría consiste en que el empresario construye con sus recursos, recupera la inversión utilizando peajes y devuelve al Estado unos años después una carretera de altas especificaciones y en buenas condiciones.

En 1993 el Instituto Nacional de Vías (Invias) sin convocatoria pública entregó esta Concesión la Concesionaria Vial de los Andes (Coviandes), propiedad en un 60 por ciento del multimillonario Luis Carlos Sarmiento Angulo -el más rico del país-, y de la constructora española Abertis Infraestructura en un 40 por ciento.

El 2 de agosto de 1994 la Agencia Nacional de Infraestructura (Ani) –antes Inco- entregó la Concesión Vial 444, con una vigencia de 16 años y un costo inicial de 79.000 millones de Pesos, para la adecuación y construcción de nuevos tramos de la deteriorada Vía al Llano; la ejecución tuvo retrasos, lo que generó 53 Acuerdos modificatorios alterando el valor del contrato, además se estipuló que los sobrecostos se financiarían mediante aumentos tarifarios de los peajes y extensiones en el plazo de la concesión.

En julio de 2008 se emitió un concepto en los Conpes 3535 y 3563 que viabilizaron la prórroga y adición de contratos de concesión a Coviandes en la vía Bogotá a Villavicencio, además se autorizaron obras por casi 23.000 millones de Pesos para la estabilización de puntos críticos y atención de emergencias. En 2010 se incorporó la construcción de la doble calzada por un valor de 1,8 billones de Pesos y un plazo de ejecución de ocho años, finalizando ese año se suscribió un otrosí –adición de condiciones en el contrato– y otro más en 2013.

En junio de 2015 se le dio vía libre a través de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) a la nueva calzada que incluía el problemático puente de Chirajara, se suscribió el contrato de concesión 005 con Coviandina (ya no Coviandes, pero también de Sarmiento Angulo), con el objeto de construir, operar y mantener el último tramo de la vía, es decir, la nueva calzada entre Chirajara y la intersección Los Fundadores, operar y mantener todo el corredor de Bogotá a Villavicencio por 5 billones de Pesos durante los próximos 39 años. El 15 de enero de 2018 se presentó el colapso del viaducto ubicado en Chirajara, en donde murieron nueve trabajadores; luego con la caída del puente La Pala en el Km 65 el 26 de noviembre de 2018, lo que llevó al cierre definitivo de la vía en junio de 2019 [4].

_____

[1] Medición número 144 – agoto de 2021. Invamer, 1-09-2021.

[2] “La gente del Llano está emputada»: duro reclamo de gobernador del Meta a Mintransporte. Noticias Caracol, 23-08-2021.

[3] Concesión que desangra al Estado. El Tiempo, 21-09-2001.

[4] Luis Carlos Sarmiento Angulo, el rey de la vía al Llano desde hace 27 años. Las 2 Orillas, 2-03-2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.