UCRANIA: LA GUERRA HECHA POR UN TERCERO

UCRANIA: LA GUERRA HECHA POR UN TERCERO

Hernando Martínez

La operación militar lanzada desde el 24 de febrero por la Federación Rusa viola en parte el devaluado Derecho Internacional, porque Rusia está siendo asediada, amenazada su existencia, 4 millones de rusos en Donbás soportaron ataques durante 8 años que causaron 14.000 muertos.

Rusia con esta Operación Militar aspira a resolver cuatro factores adversos para su seguridad: la vinculación de Ucrania a la Otan, seguridad para la población de Donbás, la pertenencia de Crimea a la Federación Rusa y la no existencia de armas atómicas en Ucrania.

La torcida diplomacia de la Otan

El primer fallo de la diplomacia es el incumplimiento de los acuerdos hechos con la disolución de la Unión Soviética sobre la no expansión de la Otan hacia los antiguos territorios del Pacto de Varsovia, solo les queda por anexar Ucrania y Georgia; Europa, EEUU y Otan promovieron que Ucrania no implementara Minsk II y arman a Kiev para que asedie el Donbás desde 2014; en enero  de 2021 Rusia propuso a EEUU hacer un acuerdo escrito sobre la no vinculación de Ucrania a la Otan a lo que respondió que “ese proceso continuaría”. 

Este año, el 20 de febrero las autoridades de Donesk y Lugansk decretaron la evacuación masiva de civiles  hacia territorios de la Federación Rusa,  el 21 de febrero  la Federación Rusa reconoció la independencia de Lugansk y Donesk las que pidieron apoyo para su defensa a Rusia; el 24 de febrero el Presidente Putin anunció el inicio de una operación militar contra Ucrania con el objetivo de desnazificarla y desmilitarizarla, con ataques contra la infraestructura militar ofensiva y que no habría ocupación de Ucrania, también prometió juzgar a los responsables de la matanza de Odesa (260 víctimas del 2-05-2014) y del genocidio contra la población de Lugansk y Donesk. 

EEUU y la Otan han declarado que no enviarán tropas en apoyo a Ucrania, ni establecerán espacio de exclusión aérea y que harán lo posible por evitar la extensión de la Guerra a otros países.

El debate en Naciones Unidas

En el Consejo de Seguridad de la ONU el 25 de febrero analizaron un Proyecto de Resolución para  exigir a la Federación Rusa el cese inmediato del uso de la fuerza contra Ucrania y revertir el reconocimiento de  Donetsk y Luhansk como repúblicas independientes, estuvieron de acuerdo con ella: Albania, Brasil, Gabón, Ghana, Kenia, EEUU, Francia, Gran Bretaña, Irlanda, México y Noruega; se abstuvieron China, India y los Emiratos Árabes Unidos, mientras Rusia usó su derecho al veto; China expresó que:

“En el contexto de cinco expansiones de la OTAN, las legítimas aspiraciones de Rusia deben ser consideradas y deben ser tratadas apropiadamente”.

La Asamblea General Extraordinaria de la ONU aprobó con 141 votos a favor una Resolución no vinculante de condena de la invasión rusa a Ucrania, cinco países no la compartieron: Bielorrusia, Eritrea, Corea del Norte, Siria y Rusia, hubo 35 abstenciones.

Para el 7 de marzo está programada la tercera ronda de negociaciones directas entre Ucrania y Rusia.

Atizan y sacan ganancias

Reina la incertidumbre del resultado de este pulso geoestratégico, por ahora lo único seguro es que los pueblos de Ucrania, Rusia y Europa ya sufren los devastadores efectos económicos, humanitarios y sicológicos de la Guerra, mientras EEUU, Canadá e Inglaterra tendrán alguna recuperación económica vendiendo gas, petróleo, armas y alimentos a Europa.

El modelo de Guerra híbrida que usa un tercero para atacar a su oponente ha implosionado en Ucrania, empujada por la Otan contra Rusia; destino semejante sufrieron los narcoparamilitares que usó EEUU en su Guerra de la frontera colombo venezolana, que al verlos derrotados terminó por eliminarlos con el bombardeo del pasado 24 de febrero, de paso borraron las evidencias de este tercero caído en desgracia.

El viejo orden imperialista construido por EEUU y sus aliados desde 1991, hecho con agresiones a la mayoría de pueblos del mundo y pisoteando acuerdos, queda interrogado con esta operación militar ucraniana, que debe terminar en la firma de nuevos acuerdos, ojalá esta vez sí sean respetados.

One thought on “UCRANIA: LA GUERRA HECHA POR UN TERCERO

  1. La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Ucrania, es una amenaza existencial para la Federación de Rusia. En ese orden de cosas, la «operación militar especial» desplegada por Moscú debe interpretarse como una contundente advertencia a Estados Unidos, la OTAN y la Unión Europea en el sentido de que Rusia jamás permitirá misiles nucleares occidentales en sus fronteras. En la Conferencia de Budapest de 2008, Vladímir Putin fue explícito y taxativo al respecto. Ahora bien, Estados Unidos y la OTAN no tienen la más mínima autoridad moral y política para hablar de «invasión». ¿Qué otra cosa es la ocupación sionista de Palestina?. Karin Kham, Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), habla de abrir investigación por presuntos Crímenes de Guerra de la Federación de Rusia en Ucrania. ¿Por qué no habla de investigar las atrocidades genocidas de estructuras nazis como el «Batallón Azov» cometidas en Donbass y otras regiones? ¿ Por qué no habla de hacer lo mismo por los Crímenes de Guerra y de Lesa Humanidad cometidos por Arabia Saudí y Estados Unidos en Yemen?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.