SUBEN LOS PRECIOS, CAE LA CAPACIDAD DE COMPRA

SUBEN LOS PRECIOS, CAE LA CAPACIDAD DE COMPRA

Chavela Villamil

Los medios sobredimensionaron el aumento del 10 por ciento del salario mínimo, sin embargo, la inflación, la incontenible devaluación del Peso y el aumento global de los combustibles destrozaron el famoso aumento, y los colombianos quedamos con menos poder adquisitivo que en años anteriores.

La pandemia del Covid-19 exacerbó la desaceleración económica que venía gestándose décadas atrás y desencadenó una recesión económica global, ocasionando un aumento sostenido en el valor de los productos –inflación–, con mayor repercusión en los países con altos niveles de importación, dependientes de economías foráneas y con Deudas Externas (DE) onerosas.

La inflación más alta en 5 años

El pasado 15 de diciembre el Gobierno fijó el aumento nominal del salario mínimo en 10,07 por ciento, dejándolo para este año en un millón de Pesos y el subsidio de transporte en 117.172 Pesos; pero el aumento real [1] es de tan solo 4,45 por ciento que equivale a 40.429 Pesos mensuales, un aumento diario de 1.347 Pesos.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) en el 2021 la inflación fue de 5,62 por ciento, la cifra más alta desde 2016 cuando cerró en 5,75 por ciento, cabe resaltar que la mayoría de los departamentos tienen una inflación superior a la Media Nacional (5,62 por ciento), solo por citar un ejemplo, en Magdalena el aumento real es de 9.779 Pesos mensuales, 326 pesos diarios.

El fenómeno inflacionario que está afectando la economía colombiana tiene un impacto devastador en el costo de vida, que es cuando menos tres veces superior al Índice de Precios al Consumidor (IPC) nacional (5,62 por ciento), productos básicos y de consumo masivo como la papa afrontan un aumento del 143 por ciento –pasó de 700 a 1.700 Pesos–, el huevo aumentó 140 por ciento –pasó de 250 a 600 Pesos la unidad–, entre otros; el Doctor en economía Ramón Javier Mesa afirma que, “es evidente que hay una espiral alcista de precios, como resultado de los efectos del aumento en el precio del dólar que afecta directamente el precio de los insumos, y el alto déficit de la Balanza Comercial” [3].

La dependencia que tiene Colombia de economías foráneas y el gran volumen de importación de materias primas, productos básicos y suntuarios traslada los efectos inflacionarios globales a nuestra economía, esto no solo impacta el valor de los productos sino que además deprecia el Peso; Colombia al no tener una industria nacional fuerte, un mercado interno sólido y ser dependiente de otras economías se convierte en una economía volátil.

La Deuda Externa asfixia el PIB

Unos de los principales problemas de nuestra economía es sostener el pago continuado de la DE que además de ser onerosa es constantemente sobregirada, convirtiéndola en un pasivo que crece constantemente, el año anterior la DE inició en 155.351 millones de Dólares (49,2 por ciento del PIB), a corte de octubre este pasivo llegó a 184.692 millones de Dólares (63,5 del PIB).

El esquema actual de pago de la DE es un círculo vicioso impagable e inamortizable, que en términos lógicos nos debería llevar a declararnos insolventes o a pactar su renegociación, como lo está haciendo Argentina. 

Necesitamos una economía sólida

Todo impacto macroeconómico afecta las economías nacionales, sin embargo, estos impactos se minimizan cuando se ha fortalecido la industria local y la producción nacional es sólida; Colombia si quiere alcanzar una economía sólida debe disminuir considerablemente su dependencia de la economía exógena, además debe renegociar los Tratados de Libre Comercio (TLC) y las exenciones tributarias a las grandes empresas.

La dinamización de la economía requiere un modelo económico que tenga como base el aumento del poder adquisitivo per cápita, el desarrollo integral y el fortalecimiento del sistema productivo nacional, acompañado de la redistribución del gasto y la tributación, y la disminución del Gasto Corriente (burocracia, Guerra, pago de DE).

___

[1] El Aumento Real es el resultado o diferencia de descontarle al Aumento Nominal (10,07%) la inflación anual (5,62%).

[2] Inflación Colombia 2021: la más alta desde cierre de 2016. Valora Analitik, 05-01-2022.

[3] El costo de vida el año anterior subió 5,62%. Bloomberg, 05-01-2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.