SIN EMPLEO ES IMPOSIBLE REACTIVAR LA ECONOMÍA

SIN EMPLEO ES IMPOSIBLE REACTIVAR LA ECONOMÍA

Chavela Villamil

El modelo capitalista neoliberal ha incubado una crisis de sistema que conlleva la desaceleración de las economías en especial las latinoamericanas, la aparición del Covid-19 exacerbó esta crisis generando un aumento súbito, incremental y sostenido del desempleo y la desigualdad social.

La prolongación de un sistema que monopoliza los medios de producción y las utilidades en un reducido grupo social, ha gestado una marcada desigualdad social que se exacerbó con la pandemia del Covid-19; además la política económica neoliberal ha desacelerado la economía, ya que el crecimiento económico es inferior a las necesidades, lo que crea un déficit fiscal insostenible, obligando a la adquisición de nuevos empréstitos que son dedicados al gasto corriente (burocracia, Guerra, pago de Deuda Externa) y no al desarrollo holístico e integral de los medios de producción.

El Covid-19 aumenta aún más el desempleo

Una investigación conjunta del Banco Mundial (BM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), encontró que en América Latina una de cada cuatro personas está desempleada, el 27 por ciento de los que tenían empleo antes de la pandemia está sin trabajo, mientras el 53 por ciento de la población empleada es de carácter informal [1].     

Según el BM y el Pnud en Latinoamérica un 48 por ciento de los hogares ha tenido una reducción de sus ingresos durante esta crisis, siendo los países más afectados Haití, Colombia y Ecuador, esto desencadena pérdida del poder adquisitivo per cápita y a su vez incrementa considerablemente la inseguridad alimentaria en un 24 por ciento; a esto se suma la actual ola inflacionaria global que incrementa la imposibilidad de adquirir empleo e incrementa el costo de vida, que se traduce en una situación insostenible que amenaza la reactivación económica.

La caída dramática de la demanda ocasionada por el Covid-19 generó un impacto negativo directo sobre el empleo, incrementando aún más cifras de desempleo, el que durante los 39 meses de Gobierno de Duque siempre ha estado por encima de los dos dígitos; esto obedece a que gran parte de la tasa laboral es procedente de la informalidad, en Colombia el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) afirma que el 47,7 por ciento del empleo es de carácter informal [2].

Según el Dane en octubre la tasa nacional de desempleo se ubicó en 11,8 por ciento, mientras en las 13 ciudades principales del país fue de 12,3 por ciento, la población ocupada llegó a 22,1 millones, la población inactiva es de 15,41 millones y la población desocupada se ubica en 2,95 millones; las ciudades con mayor índice de desempleo son Quibdó con 20,3 por ciento, Ibagué con 18,7 por ciento y Florencia con 18,1 por ciento [3].

La Deuda Externa es un pasivo impagable y deficitario 

La Directora del Fondo Monetario Internacional (FMI) Kristalina Georgieva afirmó que, “es posible que veamos un colapso económico en algunos países a menos que los acreedores del G20 acuerden acelerar una reestructuración de la deuda; los desafíos de la deuda son apremiantes y la necesidad de acción es urgente [4].

El principal problema de la economía colombiana es sostener el pago continuado de la Deuda Externa (DE) y además sobregirar constantemente este pasivo con nuevos empréstitos, convirtiéndola en un círculo vicioso impagable e inamortizable, que por sentido común nos debería llevar a declararnos insolventes, pactar su renegociación o por lo menos estabilizar su amortización al promedio de inflación anual, el 4,5 por ciento.

Luchar por una Reforma Económica estructural

Subsanar la crisis socioeconómica, dinamizar la economía y enfrentar su colapso requiere de cambios estructurales de la política económica y en la Regla Fiscal; el sistema actual no genera ni inclusión social ni sostenibilidad, mucho menos crecimiento y productividad, por tanto se requiere un modelo que fomente el desarrollo integral de la producción nacional y aumente el poder adquisitivo per cápita.

La reactivación económica se conseguirá aumentando el flujo de capital líquido y una tributación diferencial acorde al capital neto; si se disminuyen las exenciones a las grandes empresas y se incrementa el poder adquisitivo per cápita bajo la ecuación de productividad y no de inflación –como lo hacen actualmente-, se produciría aumento de la demanda y obligaría a crecer la capacidad de producción de las empresas generando nuevas plazas de trabajo, la consolidación de los mercados y por ende se reactivaría la economía.

____

[1] 6 cifras que muestran el enorme impacto económico y social de la pandemia en América Latina. BBC News, 30-11-2021.

[2] En Colombia el trabajo informal es del 47,7%. Valora Analitik, 1-12-2021.

[3] En octubre, Colombia registró su tasa de desempleo de 11,8%. Valora Analitik, 30-11-2021.

[4] FMI advierte colapso económico en países que no logren renegociar su deuda. Forbes, 2-12-2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.