LOS PUEBLOS IMPONEN LA PAZ

LOS PUEBLOS IMPONEN LA PAZ

Saludo de Pablo Beltrán de la Delegación de Diálogos del ELN al XII encuentro latinoamericano por la paz, realizado entre el 3 y el 7 de agosto de 2021.

Queremos enviar un saludo desde esta Delegación de Diálogos del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia, agradecemos la oportunidad de dirigirnos a ustedes y con mucho gusto queremos explicarles y comentarles algunas cosas sobre la paz en nuestro martirizado país, Colombia.

Quiero comentarles un primer punto sobre cómo va el proceso con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), un segundo sobre qué tiene que ver el ELN con la paz, un tercero sobre los obstáculos para que haya paz y un cuarto acerca de las manos en que está la paz.

NUEVO CICLO DE GUERRA

En noviembre del 2016 se firmaron unos Acuerdos entre la guerrilla de las Farc y el Gobierno Nacional, de allá acá en casi 5 años han matado cerca de 300 excombatientes firmantes, las Farc ha sufrido un proceso de estigmatización y lo que se buscaba que era promover que una fuerza guerrillera se convirtiera en una fuerza que actuara en la legalidad del Estado, eso no ha ocurrido, ellos están arrinconados, estigmatizados, todos los excombatientes que lideran procesos sociales los van matando, no solamente a ellos, en estos cinco años ya pasan de 1.700 líderes que han asesinado, esto implica que en Colombia en vez de que haya un posconflicto, en vez de que haya un momento de paz después de esa firma, estamos en lo que muchos especialistas de la Guerra dicen que es un nuevo ciclo de Guerra en Colombia; ¿contra quién lo dirigen?, a descabezar todo el que proteste, todo el que tenga una opinión disidente, todo el que tenga un liderazgo social y político opuesto al régimen.

Si las etapas de Guerra anteriores estaban dirigidas fundamentalmente a la insurgencia y a su base social y política, esta etapa de Guerra en Colombia se ceba, se concentra en cualquier liderazgo alternativo que pueda ir tomando fuerza y pueda sacar del poder a estos sectores tradicionales de la élite más ultraconservadora.

¿Qué quedó mal?, nosotros preguntamos a la Comisión de la verdad, ellos dicen que hay unos factores de persistencia del conflicto, que está hoy en un punto fragmentado y degradado, esto no es al azar, es un diseño de Guerra que no se hace en Bogotá, sino en Washington.

¿Qué piensa el ELN de esto?

SOLUCIÓN POLÍTICA O RESISTENCIA

Hemos dicho cuenten con el ELN para una solución política pero también cuenten con nosotros para la resistencia, el pueblo colombiano vive en este momento un levantamiento que comenzó el 28 de abril, una sublevación bajo la forma de un Paro Nacional donde la gente dice “ya nos cansamos de esto y aquí debe haber cambios democráticos, esto no puede seguir así, que unos pocos se enriquezcan y el grueso de la gente sin un futuro, sin un empleo, con hambre, sin salud, sin educación”; en este punto del levantamiento nosotros le hemos dicho al pueblo colombiano, estamos por una solución política, que el Gobierno escuche a los manifestantes y se hagan acuerdos, pero si esta vía no la abren nosotros también acompañamos la resistencia.

Una mesa de conversaciones con el ELN la vemos muy difícil porque este es el tercer Gobierno de Álvaro Uribe Vélez, que se ha caracterizado por ‘hacer trizas la paz’, a él no le interesa porque si hay paz se quedan sin los negocios, ‘para la muestra un botón’, hace 8 días nombraron la nueva directiva del Congreso y en la Cámara colocaron una representante de las empresas de aviación que mueven la cocaína de Colombia a México y no hay problema, esa es la nueva jefa de la Cámara de Representantes en Colombia, no les ‘sale el color a la cara’ y todavía dicen que no son un Narcoestado, ¡ah! el problema es que es un Narcoestado apadrinado por Washington.

La situación está muy compleja, muy difícil para la paz, nosotros traemos a la memoria lo que dice un gran escritor colombiano, el maestro William Ospina, dice que cada generación, cada 15 años las élites dominantes citan un proceso de pacificación, no de paz, que tiene tres características: desmovilizan una guerrilla, le echan la culpa de todo lo que pasa y nada cambia; nosotros hemos dicho con el ELN no va ese proceso de pacificación, tiene que haber un ajuste de modelo que realmente apunte a una paz con justicia social, donde sea la sociedad la que participe y diga qué modelo, qué visión de paz necesita el país, para eso está el ELN.

¿Cuáles son los obstáculos para que esto ocurra?

OLIGARQUÍA GENOCIDA

Son fundamentalmente dos: en Colombia tenemos unas clases dominantes totalmente dedicadas a la exclusión y al empobrecimiento de las grandes mayorías, y frente a los que nos oponemos a esa exclusión y empobrecimiento tienen una voluntad de exterminio, esto lo lleva a la oligarquía colombiana en los genes, ¿qué se necesita?, que haya alguien de las élites que diga yo quiero conciliación, estamos buscando un interlocutor, alguien que diga que sí quiere una conciliación, porque para un diálogo se necesitan dos, si el pueblo colombiano está pidiendo diálogo, tiene que aparecer un interlocutor, si nosotros como guerrilla pedimos un diálogo tiene que haber un interlocutor, lo estamos buscando como con ‘la linterna de Diógenes’ para ver dónde está el interlocutor; este es el primer obstáculo.

MAYORÍA IMPONE LA PAZ

El pueblo colombiano sublevado está pidiendo un interlocutor para una solución política pero no lo encuentra, estamos esperando para ver -como el año entrante hay cambio de Presidente-, si en los Programas presidenciales algunas fuerzas políticas dicen: vamos a buscar un nuevo contrato social, a democratizar esto, a organizar el país de otra manera, a dejar de ser vasallos de la Deuda Externa, a dedicarle más dinero a la salud y a la educación, a bajar los gastos de Guerra, vamos a ver si hay un Gobierno que gana para estos propósitos, nosotros esperamos que lo haya y que el futuro de Colombia no sea que venga un cuarto Gobierno de Uribe.

LA GUERRA SIN FIN DE EEUU

El segundo obstáculo que existe es muy profundo, es que en América tenemos una potencia norteamericana que se ha dedicado a nutrirse de un plan de Guerra sin fin, y sea en México, Perú o Colombia desarrollan una Guerra contra las drogas que llevan 50 años, ¡fracasada por supuesto!; entonces quitarles de la cabeza que el problema de un país o de América es la Guerra contra las drogas, eso solamente lo va a lograr el conjunto de los pueblos del continente.

AMÉRICA LATINA ZONA DE PAZ

La Celac hace unos años dijo que había que convertir esto en una zona de paz, es el conjunto de los esfuerzos de los pueblos de América Latina y el Caribe los que le van a imponer a la potencia norteamericana que haga un lado su fracasada Guerra contra las drogas y nos deje desarrollar los problemas y las soluciones como nosotros los latinoamericanos queremos.

Muchas gracias y espero que tengan un Congreso exitoso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.