REFORMA ANTISOCIAL, INSOLIDARIA E INSOSTENIBLE

REFORMA ANTISOCIAL, INSOLIDARIA E INSOSTENIBLE

Chavela Villamil

A todas luces la Ley de Solidaridad Sostenible es todo menos solidaria con los colombianos, mientras continúa favoreciendo fiscalmente a las mega empresas, atenta contra la capacidad de pago y ahorro de la clase media, y sume en la miseria a las clases bajas.

En medio de la peor crisis financiera de la historia el Gobierno de Duque presentó su tercer Reforma Tributaria (RT) a la que eufemísticamente llamó Ley de “Solidaridad Sostenible”, la cual pretende recaudar 23,4 billones de Pesos, de los cuales el 60,7 por ciento vendrían de personas naturales, el 31,1 por ciento se recaudaría por Impuesto de Valor Agregado (IVA) y 13,2 por ciento lo aportarían las empresas.

De manera solapada gravaron los productos básicos  

Uno de los cambios con mayor impacto social es la modificación al IVA, si bien la RT no grava ningún alimento básico, elimina la categoría de exentos y los productos allí contenidos automáticamente pasan a ser excluidos de IVA, esto aparentemente sería benéfico pero en la práctica afecta gravemente el consumo y el costo de vida.

Un producto excluido no causa IVA, por tanto el productor no puede solicitar al Estado el reembolsado el IVA que pagó en las materias primas que empleó en la fabricación; entonces, este dinero no reembolsado sería cargado al valor comercial del producto, así que aunque el producto no esté gravado su valor se incrementa; esto genera un aumento en el costo de vida y disminuye la capacidad adquisitiva ocasionando un shock por demanda.

La exclusión del IVA genera un problema adicional, que es la desincentivación de la producción nacional, la exclusión del IVA aplica para productos nacionales o importados [1], pero como muchas de las materias primas sí están gravadas en algunos casos resultaría más rentable importar productos que producirlos.

Otro duro impacto a la clase media es que por primera vez se gravan los servicios públicos (estratos 4, 5 y 6) con IVA del 19 por ciento, cabe agregar que en el país la estratificación no es acorde a la capacidad de pago, y muchos de los que viven en estrato 4 y 5 son arrendatarios [2].

Como si fuera poco aumentar el valor de los productos básicos y gravar los servicios públicos, la RT crea una sobretasa al ACPM y a la gasolina, el ACPM se incrementa en 301 Pesos, mientras la gasolina corriente aumenta 940 Pesos en municipios, 330 en los departamentos y 1.270 en el Distrito Capital; es de deducir que en un país donde la gran mayoría de los productos se transportan en vehículos a gasolina o Diesel, esto significa una segunda alza simultánea en los precios de todos los productos.

Gravan a las personas naturales y alivian a las mega empresas  

La RT amplia de manera gradual el Impuesto de Renta (IR) a las personas naturales, en el 2022 se pagaría impuesto de renta desde los 4,1 millones mensuales, en 2023 desde los 2,9 millones mensuales, y en 2024 a partir de los 2,5 millones mensuales: ¡otra vez lanza en ristre contra la clase media!

En el caso de las personas jurídicas (empresas) la RT disminuye el IR de las empresas; en concreto, se establecería un esquema de tarifas marginales a partir de una utilidad de 500 millones de Pesos, iniciando con una tarifa de 24 por ciento para empresas pequeñas y 30 por ciento para las medianas y grandes.

La Ley de “Solidaridad Sostenible” contiene una serie de beneficios tributarios para los empleadores que contraten trabajadores de ciertos grupos poblacionales solo existirá la obligación de cotizar al Sistema de Riesgos Laborales, estarán exentos del pago de aportes a salud y pensiones, parafiscales, y no estarán obligados a afiliarlos a las Cajas de Compensación, en otras palabras, dan vía libre a la precarización de los derechos laborales adquiridos.

La RT castiga el ahorro y recorta derechos adquiridos

Las cesantías son una prestación social que tiene por objeto ser un ahorro con fin específico (compra o mejora de vivienda, estudio, desempleo) que se consideraba una renta exenta, la RT deroga esta exención y grava las cesantías; además, elimina la deducción de intereses pagados por créditos de vivienda de interés social e Icetex, es decir grava los préstamos para vivienda y estudio.

Las cuentas de Ahorro para el Fomento a la Construcción (AFC) solo se pueden utilizar para mejoras en vivienda o adquisición de la misma eran exentas, la RT elimina este beneficio y grava las cuentas AFC.

Antes de la Ley de “Solidaridad Sostenible” los derechos funerarios, los computadores de valor inferior a 1.815.400 Pesos, las tabletas y celulares de valor inferior a 798.776 Pesos y el Internet Residencial hasta el estrato 3 estaban exentos, ahora quedan gravados con IVA del 19 por ciento.    

La tributación requiere una reforma estructural

El principal objetivo fiscal de la tributación por encima de la captación de recursos para el sostenimiento del Estado es la redistribución de la riqueza, que quienes más bienes y recursos poseen cubran el gasto social; desde luego la Ley de “Solidaridad Sostenible” no solo No cumple este precepto, sino que además aumenta los índices de desigualdad y pobreza al impactar directamente el costo de vida y diezmar escandalosamente el poder adquisitivo de la gran mayoría, que la arroja a un mayor empobrecimiento y exclusión.

El gasto social sigue siendo una política de mínimos, de los 23,4 billones de Pesos recaudados solo 4,6 billones de Pesos (20 por ciento) serán destinados a programas sociales; sin embargo, no hay ninguna disminución del gasto estatal o postergación de los pasivos contraídos (Deuda Externa), que serían la formula básica para disminuir el gasto corriente y rentabilizar el recaudo.

El país requiere con urgencia una Reforma estructural de su política económica, un modelo económico que tenga como base el aumento del poder adquisitivo per cápita y el desarrollo integral que mejore el sistema productivo nacional.

____

[1] Artículo 35 ss. Ley de Solidaridad Sostenible, 15-04-2021. 

[2] ¿País de arrendatarios? 44 por ciento de viviendas en Colombia están en arriendo. Forbes, 20-10-2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.