REBELIÓN CONTRA LA MINORÍA MÁS DEPREDADORA

REBELIÓN CONTRA LA MINORÍA MÁS DEPREDADORA

Mariela, Jorge Guerrero, Tulio Bayer

No es la humanidad, son los gobernantes al servicio de un modelo económico de los mega ricos, al servicio de su avaricia y las empresas al servicio de la ganancia, las que ya han dejado al planeta en condiciones de colapso.

El Segundo Informe del Panel Intergubernamental por el Cambio Climático (Ipcc), difundido el lunes 28 de febrero por la ONU, es claro en advertir que el daño está hecho, varios de los impactos ya son irreversibles y solo nos queda minimizar la catástrofe pues ya no la podemos evitar [1].

Es claro, los Gobiernos, empresarios y sistemas del poder dominante no escucharon, no entendieron y por el contrario pisaron el acelerador de un sistema de muerte, basado en el crecimiento económico, la ganancia a toda costa nos llevaron como especie humana al fondo del absurdo y no contentos con acabar las vidas y el planeta, nos llevaron con velocidad a nuevas, evitables e innecesarias Guerras globales.

No se tomaron las decisiones que se debían tomar, no hubo voluntad, no ha existido de parte de esos sectores dominantes de poder plegados al sistema capitalista, horroroso sistema de muerte.

Las medias tintas ya no son una opción

El Informe presentado por el Ipcc dice “el cambio climático inducido por el ser humano está causando una perturbación peligrosa generalizada en la naturaleza afectando a miles de millones de vidas en todo el planeta” [2].

En esta misma línea el Secretario General de la ONU llamó Líneas Rojas a lo planteado en el Primer Informe y agrega en este Segundo que, “los mayores contaminadores del mundo son los culpables de incendiar el único hogar que tenemos”.

Se trata de un sistema hiperconcentrador de la riqueza y excluyente que empobrece y divide a la humanidad, la Guerra es su idioma, es el modelo del hombre blanco occidental el que ha llegado a su fin, a su máxima contradicción llevando al mundo entero al borde de su extinción.

Permitir hoy, en estas circunstancias, el avance de un modelo extractivo, devorador, acaparador es de suyo un crimen contra la humanidad y un crimen contra la vida y el planeta, del que los poderosos son los directos responsables.

Por lo que dice el Segundo Informe, los cambios no vendrán de los poderosos, menos se darán espontáneamente, toca luchar y presionar dichos cambios, no tenemos otra opción.

Rebelión contra la extinción

Vivimos en un continente lleno de pueblos con gran sabiduría y conocimientos que nos traen múltiples soluciones, vida colectiva, comunitaria, redes de producción y consumo locales, soberanía alimentaria, zonas agroalimentarias, zonas rurales campesinas, el mismo Acuerdo de Paz de 2016 en su Punto Uno trae soluciones nacidas de la realidad y la vida campesina.

Un cúmulo de organizaciones defensoras del medioambiente, las fuertes organizaciones indígenas, afros, campesinas ofrecen otras cosmovisiones, formas diversas de habitar el planeta y vienen construyendo agendas territoriales, esta es la ruta para hacer frente a la extinción que nos amenaza.

Gobiernos que se conectan y devienen de las luchas populares y étnicas y se deben a ellas, logran cambios lentos pero necesarios, caso Bolivia con la figura del Estado Plurinacional, elevar a nivel constitucional la Economía Social y Solidaria, luchar por declarar el agua como derecho fundamental, reconocer la madre naturaleza como sujeto político entre otras, las soluciones las tenemos, es reconocernos como pueblos con saberes y acciones de vida.

La lucha popular se hace global, es una lucha por la vida, la defensa de los territorios, del agua, la madre tierra, las comunidades y ahora es un imperativo vital.

_____

[1] Los líderes mundiales han fracasado en su batalla contra el cambio climático, según un Informe de la ONU. Noticias ONU, 28-02-2022.

[2] Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático – Informe. Calentamiento Global 15 Grados. IPCC, 15-02-2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.