REBECCA VINO, VIO Y DENUNCIÓ

REBECCA VINO, VIO Y DENUNCIÓ

15 de marzo de 2021: la periodista alemana Rebecca Linda Marlene Sprößer llegó a Cali como cooperante de la escuela Arrebato Caleño, que debió cerrar por el Paro Nacional iniciado el 28 de abril, ahí comenzó a «documentar lo que estaba sucediendo, empecé a grabar testimonios y abusos de la Policía».

21 de junio: graba un vídeo en que la Policía afirma que son ‘los mejores amigos’ de la gente y ella les responde «no creo»; al día siguiente en una llamada le dijeron que la iban ‘a matar y a desaparecer para que dejara de dañar la imagen de la Policía y el Gobierno’. «Quiero dejar claro que yo soy cien por ciento pacífica, nunca he usado armas ni las apoyo».

3 de julio: estuvo con una amiga en un concierto en Puerto Resistencia, al día siguiente a ella la agredieron en la calle y a su amiga “iban a matarla, pero ella se tiró al piso”. “El problema en Colombia es que se acostumbraron a resolver sus diferencias con las armas. Ya normalizaron vivir en medio de tanta violencia”.

22 de julio: sufrió un nuevo atentado de narcoparamilitares del que salió ilesa, gracias a la protección que le brindó su compañero Joan Sebastián Bermúdez, asesinado con 13 impactos de bala, 3 de ellos en la cabeza.

28 de julio: el Gobierno la expulsó del país.

Reportaje de El Espectador, 11-07-2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.