QUÉ TIENE FIDEL, QUE NO PUEDEN CON ÉL

QUÉ TIENE FIDEL, QUE NO PUEDEN CON ÉL

Rubén Vásquez.

“Un hombre extraordinario, de esos que sin importar cuán imposibles son las cosas, las encara y las resuelve; esa capacidad, su inteligencia y el humanismo que emanan de su persona, fueron las que hicieron que reconociera en él a un líder indiscutible”: Comandante Ernesto Che Guevara.

La originaria lucha de los pueblos por su liberación ha contado con grandes protagonistas que han dejado a su paso un profundo legado y un camino a seguir fruto del pensamiento, ejemplo, compromiso y lealtad profunda a los ideales y causa emancipatoria de las naciones, que desde la resistencia construyen las nuevas formas del buen vivir, así como la imperiosa necesidad de ir hacia la segunda y definitiva independencia.

Referirnos al Comandante Fidel Castro Ruz por su estatura quien supo tempranamente apropiarse de las ideas de Martí, Bolívar, del pensamiento marxista y nuestramericano no es tarea fácil, Fidel es de esos revolucionarios indescriptibles que supo encarnar profundos valores, principios y el humanismo que vertió por muchas latitudes en el mundo.

La guerra revolucionaria de Cuba recuerda sus hazañas como continuador de la obra Martiana y cómo tan solo con un puñado de hombres y mujeres hacen la revolución en 1959 con los humildes y para los humildes, la que se convirtiese en faro de esperanza y dignidad para los pueblos y las masas empobrecidas, que hoy inmortalizan con orgullo el haber escuchado o por qué no, haber leído aun cuando menos una cuartilla de Fidel y su orientación revolucionaria para asumir las nuevas batallas por la liberación.

Su temple revolucionario y antiimperialista lo llevaron a conducir una revolución victoriosa, que ha sabido sobreponerse al más cruel bloqueo a que haya sido sometido pueblo alguno por más de 60 años; su desprendimiento, internacionalismo y patriotismo nutrieron los idearios rebeldes de las nuevas generaciones de revolucionarios y revolucionarias.

Mandatarios, líderes sociales, Partidos Políticos, organizaciones y movimientos populares e insurgencias de todo el mundo conmemoramos el nuevo natalicio del Comandante Fidel, su entrega determinada de ir hasta las últimas consecuencias, y la firme convicción de construir un nuevo sistema socialista a partir de nuestras realidades y exigencias; por su resistencia al imperio más poderoso de la historia, por sus aportes a la liberación de los pueblos de América Latina, África y Asia, por su lucha por el medioambiente y el desarme nuclear, por el combate contra la deuda externa y su gran legado de solidaridad.

Enamorado de la unidad e integración de nuestros pueblos promovió la creación del Alba y aportó decididamente al Foro de Sao Paulo, donde confluyeran los esfuerzos de los pueblos y sus movimientos por construir las alternativas ciertas al capitalismo depredador y salvaje.

Supo comprender a profundidad cada momento, cada hecho, cada fenómeno, cada gesta, amigo de la lucha por la solución política al conflicto social y armado en Colombia; su hospitalidad, fraternidad y solidaridad sin límites, conductor de victorias, gestor de la batalla de ideas y artífice de los procesos democráticos por la unidad e integración de nuestras naciones.

Invaluable el aporte del Comandante Fidel en torno al cultivo de la ciencia y el intelecto en la transición socialista en Cuba, la capacidad para fomentar esa creatividad descolonizadora y liberadora ha sido una tarea constante y aporte importante de la Revolución Cubana; Fidel dedicó su fecunda vida al diseño de conceptos, tácticas y estrategias para el desarrollo económico y social de la Revolución Cubana que ‘quizás era lo más difícil luego de del triunfo revolucionario armado’.

La cultura no fue vista jamás por Fidel como una figura ornamental, creía firmemente en que esta poseía una energía transformadora de enorme trascendencia, asociada a los valores, a la conducta, a la ética, a la calidad de vida, capaz de contribuir decisivamente al ‘mejoramiento humano’, pero la vio como un instrumento para la emancipación de los seres humanos.

Fidel supo con sus innumerables éxitos incuestionables, desafíos políticos y militares que demandaron poner en acción su capacidad de pensar y actuar con perspectiva estratégica, que consagró su proyección política mundial en su doble condición de estadista y líder político revolucionario.

Los hombres y mujeres que empuñamos las ideas y las armas del Ejército de Liberación Nacional ELN de Colombia, rendimos tributo e inclinamos nuestra bandera roja y negra ante la estatura y tamaño del aporte, ejemplo y pensamiento inmortal del comandante Fidel Castro Ruz a la causa liberadora de nuestros pueblos, y a la franca lucha por la paz con justicia social para el pueblo colombiano.

Fidel, Comandante de la Dignidad y la Esperanza… ¡hasta la victoria siempre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.