PRESOS DE PRIMERA Y SIN CATEGORÍA

PRESOS DE PRIMERA Y SIN CATEGORÍA

Álvaro Solano

La corrupción del Narcoestado revienta en las cárceles donde mafiosos, Narcopolíticos y burócratas corruptos no son Personas Privadas de la Libertad (PPL), sino huéspedes de hoteles 5 estrellas servidos por directivos carcelarios a quienes han sobornado; esta es una comparación entre la élite mafiosa convicta y las PPL.

1- Sitios de reclusión

Diego Cadena conocido como el Aboganster de Álvaro Uribe Vélez, investigado por comprar testigos a favor de su cliente, a pesar de tener casa por cárcel fue sorprendido en los primeros días de marzo almorzando en un restaurante en Panamá, a pesar de estos nuevos delitos no fue recluido en prisión sino que sigue en su casa [1].

Los presos “de ruana” (narcopolíticos, paramilitares, mafiosos y los acogidos a programas de Justicia y Paz) cuentan con celdas amplias, no compartidas, acceso a espacios exteriores, comida elaborada diferente o les permiten traerla de afuera, servicios de internet, acceso a teléfonos y computadores; mientras las demás PPL viven en celdas para 8 internos donde hacinan hasta 36 personas, además las celdas que no cuentan con servicios sanitarios.

2- Derecho a la defensa

La Exministra Karen Abudinen responsable del desfalco de más de 70.000 millones de Pesos sigue libre y haciendo negocios, mientras tanto un alto número de PPL son víctimas de Falsos Positivos Judiciales, con altas condenas y sin posibilidad de demostrar su inocencia por la corrupción existente en la Rama Judicial, que dilata los procesos por varios años como una manera de encubrir los verdaderos responsables; los abogados de oficio obligan a las PPL a hacer preacuerdos aun siendo inocentes, para cerrar el caso y dar cumplimiento al Falso Positivo.

3- Asistencia médica

El empresario Carlos Mattos en noviembre fue extraditado a Colombia para responder por la trama de corrupción de Hyundai, tiene medida de aseguramiento en prisión, pero sale de ella a menudo en camionetas del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) con “excusas médicas” para ir hasta su oficina en el norte de Bogotá [2].

El 95 por ciento de las PPL va muriendo lentamente al interior de sus celdas o calabozos porque ni al área de sanidad los sacan; la desidia del personal encargado de la salud en las cárceles ha cobrado la vida de cientos de presos, muchos en la actualidad tienen cirugías y tratamientos pendientes ordenados por Acciones de Tutela y ni así cumplen.

4- Visitas familiares

Andrés Felipe Arias Exministro de Agricultura condenado a 17 años de prisión por la corrupción de Agro Ingreso Seguro, el 30 de diciembre de 2020 salió para pasar fin de año junto a su familia, en abril del 2021 le concedieron un permiso de varios días para visitar a su familia durante Semana Santa [3].

A los demás presos del común ni las visitas con sus familias las han normalizado con la excusa de prevenir el Covid-19, mientras a los de primera categoría no les limitan horarios ni número de visitantes, y el trato a las mismas es respetuoso, mientras las familias del resto deben pasar por unas medidas y registros indignantes y degradantes.

5- Traslados

El Exsenador Eduardo Pulgar Daza cumple una condena de cuatro años y medio por intentar sobornar un Juez de la República, pero compró una Acción de Tutela en el Juzgado Primero Civil de Soledad, Atlántico, en que argumenta que el convicto tiene un arraigo en Barranquilla, pues su hija y su esposa viven allí, lo cual afecta los derechos fundamentales de la niña al dificultarle ver a su papá si este fuera trasladado a la cárcel La Picota de Bogotá [4].

Los demás presos tanto políticos como sociales piden traslado por acercamiento familiar y se les dice que “el acercamiento familiar no es una causal de traslado”; lo peor es que el (npec que puede fijar el sitio de reclusión de los presos, los aleja de su arraigo familiar y social, como retaliación cuando un preso reclama sus derechos y ejerce el libre derecho a la protesta.

_____

[1] Después de viaje a Panamá, Diego Cadena, exabogado de Uribe, se entregó a la Fiscalía. El Colombiano, 4-3-2022.

[2] Carlos Mattos, denuncian varias salidas de la cárcel La Picota. El Tiempo, 2-03-2022.

[3] Andrés Felipe Arias, el único preso que tiene derecho a visitar a su familia en Semana Santa. Las 2 Orillas, 5-04-2021

[4] Eduardo Pulgar presentó un fallo de tutela para evitar su traslado a cárcel La Picota. Asuntos Legales, 8-03-2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.