POR QUÉ TODO VA A SEGUIR TAN CARO

POR QUÉ TODO VA A SEGUIR TAN CARO

Raúl Torres R.

La distribución inequitativa del capital ha desencadenado la recesión económica que sufre la economía global y que afecta con mayor fuerza a las economías del Sur del Planeta, lo que impacta directamente el costo de vida y amenaza con hacer colapsar a los mercados.

En los últimos años los colombianos hemos visto cómo han subido de manera generalizada y sostenida los precios de los productos que consumimos [1], en especial los bienes y servicios que satisfacen necesidades básicas –comida, vivienda, transporte y servicios públicos–, lo cual impacta directamente el costo de vida y hace que el incremento salarial sea insuficiente para solventar los gatos básicos.

La crisis económica no es culpa del Covid-19

La actual crisis económica es el resultado de un modelo económico que monopoliza el capital en unas pocas manos, y a su vez incrementa la brecha de desigualdad social y generaliza la pobreza, la pandemia del Covid-19 ha exacerbado esta situación y afectado la economía global, en especial las economías en vía de desarrollo dada su dependencia de economías industrializadas.

En Colombia los estragos de la crisis económica son mayores en el comercio informal y las Pymes, lo que ha desencadenado el cierre de empresas y el incremento del desempleo; además, cabe recordar que en nuestro país no es fácil crear empresas o desarrollar emprendimientos comerciales, dado el escaso apoyo estatal en materia de asesoría técnica, créditos y subsidios.

Las grandes empresas de comunicación han atribuido la subida de precios al Paro Nacional, pero esto obedece los problemas en la cadena de suministro, que llevó a que las empresas aumentaran constantemente los precios de los productos, en noviembre la inflación llegó al 5,26 por ciento, conllevando una pérdida automática del poder adquisitivo de los colombianos.

Es imperativo cambiar la política de gasto

Colombia durante muchos Gobiernos se ha comportado como una economía dependiente y expuesta a los intereses extranjeros; por tanto, su dinámica de mercado está determinada por la variación del Dólar, por esta razón aunque el Salario Mínimo del 2022 será de un millón de Pesos esto no es más que la ilusión de tener más dinero, porque en términos prácticos se tendrá menos poder adquisitivo que en años anteriores.

Hay dos elementos que se agregan de manera estructural a la economía colombiana: uno es la Deuda Externa (DE) y otro es la Balanza Comercial, en otras palabras, no nos enfrentamos a un problema financiero sino económico, el país gasta más de lo que produce y gran parte del Producto Interno Bruto (PIB) lo destina al Gasto Corriente (burocracia, Guerra, servicio de la DE).

El endeudamiento del país también era algo estable hasta los años 90 del Siglo XX y ha tenido un aumento muy pronunciado desde el 2008; sostener el pago continuado de una DE onerosa y constantemente sobregirada convierte este pasivo en un círculo vicioso inamortizable, que en octubre llegó a 184.692 millones de Dólares, lo que representa el 63,5 del PIB [2], esto nos obliga a reevaluar las prioridades del Gasto Corriente.

Hasta los años 90 del siglo pasado se tenía una Balanza Comercial (BC) relativamente estable, es decir que las exportaciones no superaban por mucho a las importaciones y viceversa, después de la apertura económica de 1990 nuestra BC empezó a ser negativa; este año la BC es brutalmente negativa, las exportaciones fueron del orden de 3.795 millones de dólares y las importaciones de 5.314 millones de dólares, por esto en octubre el Déficit de la BC llegó a los 1.519 millones de dólares, lo que representa un incremento de 652 millones de dólares (57,7 por ciento, con respecto al año anterior) [3].

Colombia está secuestrada por sus deudas

Algunos ricos decían que “estaban secuestrados en su propio barrio cuando se cerraba una vía”, no ven que quien está secuestrado económicamente es el país y en especial una mayoría de la población que ha sido marginada e invisibilizada, por el modelo económico histórico que no les brinda las mismas oportunidades a todos.

Salir de esta crisis y prevenir las siguientes implica reformas estructurales al fisco y al sistema productivo, además requiere el fortalecimiento de los activos estatales y no su enajenación; las Reformas que requiere el país no deben ser marginales ni puntuales, sino de fondo.

___

[1] Este fenómeno se conoce como inflación y se mide por el incremento periódico del Índice de Precio al Consumidor (IPC).

[2] Deuda del Gobierno de Colombia en octubre llegó a 63,5% del PIB. Valora Analitik, 11-12-2021.

[3] En octubre en Colombia, el déficit en la balanza comercial aumentó US$652 millones. Valora Analitik, 20-12-2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.