¡PILAS!, SE ABUDINEAN LAS ELECCIONES

¡PILAS!, SE ABUDINEAN LAS ELECCIONES

Álvaro Solano

Es sabido que ‘el que escruta elige’, fraude que por lo desproporcionado se hizo inocultable en los comicios legislativos del pasado 13 de marzo, que pretenden llamarlo “irregularidades” en los formularios de recepción de información, en los que se robaron más de 400.000 votos.

Tas la publicación de los resultados del preconteo de votos por parte de la Registraduría iniciaron las denuncias, que con pruebas en mano evidenciaban enormes irregularidades en los escrutinios: compra de votos, trashumancia, constreñimiento del elector, trampas en el diligenciamiento del Formulario E-14 [1], entre otras, delitos que configuran un fraude electoral mayúsculo.

Compran votos, funcionarios y jurados

Las maquinarias electorales de las mafias y clanes recurren a la compra de votos, como lo sucedido en Soledad, Atlántico, donde un hombre denunció que le ofrecieron 20.000 Pesos por votar por el 80 y el 101”, refiriéndose a Claudia Pérez del Partido Liberal y su fórmula Jezmi Barraza, quien fue la candidata a la Cámara más votada del Atlántico con 87.808 votos, de los que  33.775 (cerca del 40 por ciento) los compró en Soledad; otro testigo, señaló que le dieron 60.000 Pesos para votar por el ‘nueve del Centro Democrático’ -Carlos Meisel- [2].

Los registradores regionales y municipales se designan por cuota clientelista por tanto los Clanes y Partidos Políticos manipulan su elección, a su vez estos funcionarios son quienes designan los jurados de votación, y a través de esto manipulan resultados para favorecer a un candidato o Partido específico.

Validan votos por candidatos convictos

Si un candidato está inhabilitado no debería aparecer como elegible, sin embargo, en los Tarjetones de los pasados comicios se encontraban 2 políticos inhabilitados, Hans Alberto Posada Pérez del Partido Conservador condenado y con pena privativa de la libertad, quien obtuvo 1.275 votos, y Hilber Oswaldo Rodríguez Delgado condenado a 8 años de prisión, inscrito por los partidos Mira y Colombia Justa Libres, quien consiguió 1.830 votos [3]. Estos 3.105 votos obtenidos por estos candidatos convictos, el Consejo Nacional Electoral (CNE) determinó que tales votos se suman al Partido respectivo [4].

El gran tramposo: Formulario E-14

En el Formulario E-14 el área correspondiente a los votos del Pacto Histórico –lista cerrada–, fue ubicada en un espacio reducido al final de la hoja y después del espacio del Partido de la U –lista abierta–, con lo que indujeron a los jurados a no registrar ni escanear los votos de esta coalición opositora.

En muchísimas partes en el E-14 aparecen enmendaduras y tachones para adulterar el conteo, cifras infladas como es el caso de una Mesa de Santa Marta, donde solo votaron 192 personas pero aparece Claudia López –cuñada del exsenador Pulgar, preso por soborno– y Honorio Henríquez del Centro Democrático con 456 votos cada uno; o en la Mesa 2 del colegio San José de las Vegas, Medellín, aparecen registrados 175 votantes pero solo sufragaron 134 personas.

La fuerza popular denunció el fraude

La denuncia en redes sociales y el activismo de los veedores electorales puso en alerta al país, lo que llevó a que se realizara una inspección minuciosa de los votos, obligando al Registrador Alexander Vega y a la Presidenta del CNE Doris Méndez, a entregar la certificación de las votaciones de las consultas interpartidistas y la consolidación parcial de los escrutinios municipales de Senado de la República [5].

____

[1] Los E-14 son las actas de escrutinio de mesa en las que los jurados depositan y diligencian los resultados de las votaciones.

[2] Senadores electos, Claudia Pérez y Carlos Meisel acusados de comprar votos. Caracol Radio, 14-03-2022.

[3-4] CNE permite que votos de candidatos condenados pasen a los Partidos. Revista Cambio, 14-03-2022.

[5] Las votaciones al Congreso tras el escrutinio. El Tiempo, 18-03-2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.