OJO, SE AVECINA UNA CRISIS ECONÓMICA

OJO, SE AVECINA UNA CRISIS ECONÓMICA

Chavela Villamil

El desborde incontrolable de la inflación global está desmoronando la estabilidad de los mercados, en especial los de países en desarrollo que al ser dependientes de la globalización neoliberal, reciben un mayor impacto negativo que incrementa brutalmente el Costo de Vida.

Los actuales fenómenos globales como la crisis de las cadenas de suministro, la escasez de componentes integrados y microintegrados, el conflicto Ucrania-Rusia, el hiperincremento de los hidrocarburos y los agroinsumos en especial los de base nitrogenada, entre otros, han generado un fenómeno inflacional global que no ha podido ser controlado por los Bancos Centrales, ocasionando un desplome de la demanda que desacelera los mercados y amenaza con estancar las economías.

Crecimiento frágil y pasajero

Recientemente el Banco Mundial (BM) disminuyó la previsión de crecimiento global para este año a 2,9 por ciento, la de América Latina y el Caribe la disminuyó a 2,5 por ciento y la de Colombia a 5,4 por ciento [1]; además alertó que la Guerra en Ucrania ha incrementado notablemente los precios de las materias primas, lo que sube los precios de los productos básicos generando una elevada inflación que podría desembocar en un periodo de estanflación [2].

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) también modificó sus proyecciones económicas, sitúa el crecimiento global en 3,0 por ciento para este año y en 2,8 por ciento para 2023; en el caso colombiano plantean que este año el Producto Interno Bruto (PIB) será de 6,1 por ciento, sin embargo, este crecimiento es pasajero si se tiene en cuenta que para 2023 la economía se contraerá a 2,3 por ciento [3].  

Según la Ocde uno de los principales problemas de la economía colombiana es el crecimiento de la inflación que lleva más de un semestre por encima de la meta trazada por el Banco de la República, en mayo la inflación interanual llegó a 9,07 por ciento, y está impulsada principalmente por los precios de los alimentos y la energía, incrementando el Costo de Vida en 26,3 por ciento, mientras el aumento salarial solo fue del 10 por ciento, generando un déficit de 25,3 por ciento.

El Decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Javeriana afirma que, “la economía colombiana continúa en una zona de turbulencia con un entorno internacional con perspectivas negativas, y está caracterizada por una mala combinación de alto desempleo y alta inflación [4].

Sin empleo no hay crecimiento sostenido

En Colombia la inflación se debe en primer lugar, al gran volumen de importación de materias primas, productos básicos y suntuarios que traslada los efectos inflacionarios globales a nuestra economía, y en segundo lugar, a la devaluación de la moneda nacional ya que esto incrementa el valor de los productos importados, lo cual contrae la oferta y estanca el mercado.

Durante todo el Gobierno de Duque el desempleo ha oscilado por encima de los dos dígitos, en abril el desempleo llegó a 11,6 por ciento y el trabajo informal osciló en 44,8 por ciento, cifra que es poco probable que descienda a niveles prepandémicos y mucho menos que el desempleo decrezca a un solo dígito, ya que el escenario global muestra una desaceleración de las economías y avizora un inminente periodo de estanflación.

En la mayoría de las economías el empleo bien remunerado es el motor de los mercados, toda vez que el empleo da solidez a las economías familiares y otorga poder adquisitivo per cápita que inyecta masa monetaria y dinamiza las economías, en otras palabras, los salarios permiten adquirir productos y esto hace que las empresas produzcan más y por ende requieran más empleados, generando la dinamización de la economía.

Cambiar el modelo colombiano

Todo impacto macroeconómico afecta las economías nacionales, sin embargo, estos impactos se minimizan cuando se ha fortalecido la industria local y la producción nacional es sólida; para alcanzar una economía sólida el país debe disminuir considerablemente su dependencia de la economía exógena, renegociar la Deuda Externa y los Tratados de Libre Comercio (TLC); además se debe equilibrar la balanza comercial, para lo cual es perentorio suplir mayoritariamente las necesidades alimenticias básicas con producción nacional.

La reactivación y la solidez de la economía se consigue aumentando el flujo de capital circulante y la creación de nuevas plazas laborales, además es necesaria una tributación redistributiva y diferencial acorde al capital neto, esto dinamiza el poder adquisitivo per cápita aumentando la demanda, lo cual se traduce en reducción del desempleo y aumento de la capacidad de producción de las empresas.

____

[1] El Banco Mundial recorta drásticamente la proyección de crecimiento global. Valora Analitik, 07-06-2022.

[2] Estanflación: Inflación elevada unida a un estancamiento de la economía.

[3] Ocde mejoró proyección del PIB de Colombia en 2022. Valora Analitik, 08-06-2022.

[4] Colombia será la economía regional con mayor crecimiento en 2022. Forbes, 08-06-2022.

6 thoughts on “OJO, SE AVECINA UNA CRISIS ECONÓMICA

  1. De nada sirve que suban o bajen las proyecciones de crecimiento económica, a la final las ganancias siempre terminan en los bolsillos de los de siempre, los demás colombianos no tenemos ni para comprar papa porque se volvió un producto de lujo.

  2. La crisis económica más que ser culpa de la guerra de Rusia o el Covid, es culpa de los gobiernos sucesivos que se dedicaron a cubrir los lujos y desmanes de los ricos con el presupuesto nacional y los impuestos de los pobres.

  3. Mientras el gobierno continúe sirviendo a los intereses de los ricos y las multinacionales, los colombianos seguiremos sin con que comer y pagando hasta la risa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.