OCURRE EN EL PLATEADO DE ARGELIA, CAUCA

OCURRE EN EL PLATEADO DE ARGELIA, CAUCA

Las Fuerzas Armadas actúan haciéndose pasar como paramilitares, además de ejecutar acciones por medio de bandas narcoparamilitares, con estas modalidades persiguen y exterminan al liderazgo comunitario y a los opositores del régimen, Guerra sucia que denuncia el presente Comunicado.

Luego que se terminaron los supuestos combates en el corregimiento El Plateado del municipio de Argelia, entre la Fuerza Pública y sus bandas de nuevos paramilitares autodenominados Carlos Patiño, cada uno de los dos bandos entrega unos resultados amañados a sus intereses, pero la opinión pública desinformada, poco conoce lo que hay detrás de todo este circo.

Es claro que ante la ofensiva que sostiene el Frente José María Becerra del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia contra las bandas de paramilitares Carlos Patiño, Jaime Martínez y Dagoberto Ramos, y ante la queja de los pobladores de que la Fuerza Pública no hace nada contra las bandas, el Ejército estatal buscando mostrar resultados finge adelantar acciones contra las bandas que protegen y que son los que lideran el plan que tiene el Estado para estos territorios, donde la principal tarea de esta macabra alianza es vaciar los territorios mediante la aplicación sistemática del terror, con el asesinato, las amenazas y el desplazamiento para finalmente explotar los recursos naturales y aplicar la fumigación de los cultivos de coca, principal fuente de ingresos para el territorio y sus zonas de influencia.

El Gobierno colombiano para conformar estas bandas de narcoparamilitares contrata por un sueldo a necesitados venezolanos, a empobrecidos habitantes de zonas urbanas, antiguos excombatientes de las extintas FARC a los que el Gobierno no les cumplió y a toda clase de bandidos, para conformar ejércitos que de la noche a la mañana aparecen y con el apoyo de la Fuerza Pública campean por los territorios a nombre de la revolución.

Para confusión de la opinión pública el régimen también aprovecha y utiliza estos mercenarios y a sus propias Fuerzas Militares como carne de cañón, primero los ponen a matar a los líderes, luego a desplazar al resto de los pobladores, después a manejar y controlar el negocio del narcotráfico y cuando necesitan un resultado, pues hacen un circo como el del sábado 17 de abril de este año donde mueren y quedan heridos soldados y paramilitares, o sea siguen sacrificando a los pobres a quienes consideran desechables, de esta manera calman la opinión pública que critica lo costoso que resulta mantener una Fuerza Pública corrupta y asesina y de paso aparecen como los defensores de la población; este método es otra forma de Falso Positivo donde el régimen casi no deja huellas, cumple sus propósitos y le sale más barato con la opinión nacional e internacional.

Pero las atrocidades de esta demencial alianza no paran, luego de este circo al otro día la banda de paramilitares Carlos Patiño saca a punta de pistola, amenazas y multas a los pobladores para que vayan a sacar al Ejército, los obligan a meterse por la zona donde estas bandas llevan acampados varios meses a luz pública y conocimiento del Ejército.

Acto seguido hacen que estos pobladores caigan en minas sembradas por la banda Carlos Patiño, resultados de este criminal acto, ocho víctimas civiles algunas de ellas lisiadas de por vida y otras fatales; pero justo un día antes el Ministro de Defensa decía más mentiras y aseguraba que El Plateado era territorio libre de minas.

Luego con total cinismo desprestigian y culpan de este hecho al ELN, quien es la organización que continúa resistiendo y se mantiene en los territorios luchando contra la implementación de este siniestro plan del régimen colombiano.

Finalmente para cerrar con broche de oro este atroz realismo mágico la banda paramilitar Carlos Patiño saca comunicado y dice que el Ejército ha perdido el honor militar, será acaso que las bandas se lo dieron, pues hasta donde consideramos los revolucionarios lo que menos tienen las Fuerzas Armadas de Colombia es honor militar, y es difícil perder lo que nunca se ha tenido.

También citan en su comunicado que ellos son los defensores de los intereses del territorio, cuando en realidad en ya un año largo de su incursión a sangre y fuego han acabado con la tranquilidad del territorio, causado el asesinato de más de ochenta pobladores entre ellos treinta líderes sociales, decenas de heridos, cientos de desplazados,  han destruido las organizaciones sociales y eliminado las autoridades legítimas del territorio y a cambio vienen montando líderes de bolsillo que por dinero venden y entregan el territorio al mejor postor.

¡Colombia… para los trabajadores!

¡Ni un paso atrás… Liberación o Muerte!

¡Ni rendición ni entrega, siempre junto al pueblo!

Dirección del Frente Guerrillero José María Becerra

Dirección Frente de Guerra Sur Occidental Carlos Alberto Troches Zuleta

Montañas, valles, ríos y ciudades del Suroccidente colombiano

Abril de 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *