NI CAZADORES FURTIVOS NI ESPECIES EN EXTINCIÓN

NI CAZADORES FURTIVOS NI ESPECIES EN EXTINCIÓN

Comando Central (COCE)

El Paro Nacional de este año como llamada de atención a la élite dominante están tratando de arrancarlo de raíz con una cacería de la juventud que lo lideró, en vez de atender el reclamo de cambios que elevó esta sublevación popular.

En momentos que hacen preparativos para conmemorar los 5 años de la firma del Acuerdo de Paz entre las Farc y el Estado, el país vive lo contrario al posconflicto que anunciaron, en una nueva fase de la Guerra contra el pueblo, que se ensaña contra todos los que se oponen al régimen de desigualdad social y depredación del que se lucran potencias extranjeras y sus agentes criollos.

El enemigo que atacan es precisamente aquellos que alzan su voz y luchan por la vida, como los líderes sociales, defensores del medioambiente, defensores de Derechos Humanos, excombatientes firmantes del Acuerdo de Paz; quienes como especies en extinción se defienden de los cazadores furtivos del régimen, matarifes como el que los acaudilla que unas veces usan uniforme y otras no.

La lucha por vida digna y paz no la van a sofocar como pretenden los que se aferran a sus privilegios, torrente que no se agota con un cambio de caras en el Gobierno en 2022, porque lo que está cuestionada es la voracidad que agota los bienes naturales nacionales, acapara sus mejores tierras y engulle el bien común, con lo que engendran desigualdad social creciente y depredación de la Madre Tierra, modelo de acumulación de riqueza que resguardan con la Narcodictadura que elimina a quien no se le vende.

El viejo régimen declina y se defiende a zarpazos pero su reemplazo no puede surgir de pactos entre cúpulas, el nuevo consenso nacional nace de la participación de la sociedad colombiana, que movilizada presiona y lucha por un nuevo país en el que exista vida digna, que instaure una nación soberana, democrática y en paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.