MUJERES EN LUCHA CON LA POBREZA Y EL DESTIERRO

MUJERES EN LUCHA CON LA POBREZA Y EL DESTIERRO

Carmen Tarazona

En el Conflicto Interno colombiano el terrorismo de Estado golpea con mayor rigor a las mujeres, quienes enfrentan destierros, despojo y destrucción de su tejido comunitario, y endurecidas lideran proyectos de nueva sociedad.

El régimen recrudeció el Genocidio Político entre el 2000 y el 2011 por medio del Plan Colombia, momento en que miles de mujeres lucharon de forma ejemplar, luego el proceso de desmovilización de las FARC no trajo los efectos de paz prometidos y por el contrario crecieron la persecución y el exterminio de líderes sociales, defensores de Derechos Humanos (DDHH) y opositores, ejecutados por las Fuerzas Armadas (FFAA) en colusión con las mafias narcoparamilitares.

La persecución política fue articulada al plan contrainsurgente en los territorios de interés para la minería extractivista y el agronegocio, especialmente en cinco macro zonas prioritarias en el Plan de seguridad estatal denominado Zonas Futuro, donde ocurren las mayores cifras de exterminio político.

Ana Fabricia Córdoba, martirio y éxodo de medio siglo

Sus abuelos y padres afrodescendientes emigraron durante La Violencia (1946-1963) desde Tibú, Norte de Santander hasta Urabá en Antioquia, donde nació Ana Fabricia Córdoba Cabrera en 1960, estudió hasta octavo grado al tiempo que se capacitó como defensora de DDHH y reclamante de tierras, para luego llegar a ser activista del Movimiento Colombianas y Colombianos por la Paz y de la Ruta Pacífica de Mujeres.

En los años 80 del siglo anterior su hermano Arsenio Córdoba fue Concejal por el Movimiento de izquierda Unión Patriótica en el municipio de Apartadó [1]; en 1995 los narcoparamilitares asesinaron a su esposo Delmiro Ospina Moreno y a uno de sus hijos de 13 años; el 12 de agosto de este mismo año asesinaron a sus padres, amigos, primos y demás familiares en la Masacre del Aracatazo; el 22 de junio de 1996 en la calle principal de Apartadó asesinaron a su hermano Arsenio [2]. 

En 2001 viuda y desterrada de Chigorodó buscó refugio con sus cinco hijos en el barrio La Cruz de la Comuna 3 de Medellín, pero la Guerra contra las Comunas populares azotó a los barrios La Honda y La Cruz, que fueron invadidos por los narcoparamilitares del General Mario Montoya y el capo mafioso Don Berna; Ana Fabricia denunció la colusión entre las FFAA y la banda  narcoparamilitar de Los Triana, también denunció a la Policía de la Estación de San Blas Manrique por torturar a los jóvenes, entre ellos a sus propios hijos.

El Gobierno mafioso de Uribe (2002-2010) el 11 de junio de 2004 acudió a testigos falsos para acusar a Ana Fabricia de ser “colaboradora de la guerrilla” y encerrarla en la cárcel del Buen Pastor durante 2 meses; sin dejarse acallar, en 2008 fundó y lideró Lideres Adelante por un Tejido Humano de Paz, (Latepaz).

El 7 de julio de 2010 su hijo Jonatán Arley de 19 años fue asesinado, Jonatán alcanzó a comunicarle a su madre que lo tenían detenido los policías de nombre Carmelo y Osorio, crimen que Ana Fabricia denunció ampliamente; finalmente ella fue asesinada el 7 de junio de 2011 mientras se desplazaba en un bus urbano de la ruta Santa Cruz. Para rematar el exterminio el régimen asesinó a su hijo Carlos Arturo el Primero de febrero de 2014 en el sector conocido como Naranjal.

En junio de 2018 capturaron a Carlos Mosquera Moreno alias Batei uno de los sicarios de la banda Los Triana, responsable del asesinato de Ana Fabricia, pero el régimen sigue ocultando a los determinadores de los Crímenes de Lesa Humanidad perpetrados contra esta familia de líderes sociales afro.

María del Pilar Hurtado la lideresa afro

María del Pilar Hurtado nació en Puerto Tejada Cauca en 1985, donde lideró de la Fundación de Víctimas Adelante con Fortaleza (Funviavor), con la que denunció desapariciones, torturas y asesinatos en las terroríficas Casas de Pique de los narcoparamilitares; perseguida debió desplazarse en 2016 hasta Tierralta en el Sur de Córdoba, junto a su esposo y sus cuatro hijos, allí conformó la comunidad de afros.

El viernes 21 de junio de 2019 María del Pilar fue asesinada por los narcoparamilitares en el barrio Nueve de Agosto de Tierralta, crimen que fue filmado y transmitido mientras lo perpetraron, lo que conmovió al país por el terrible dolor que sufrió uno de sus niños al verla caer asesinada.

Fue asesinada porque lideraba un asentamiento de vivienda para desplazados del Conflicto Interno en un terreno de 14 hectáreas de propiedad del Alcalde Fabio Otero Avilez, quien había intentado infructuosamente desalojarlos usando a la Policía militarizada del Esmad; en el momento de su asesinato María del Pilar actuaba como representante de la comunidad y negociadora con los dueños del predio [3]. Con su tradicional Negacionimo el régimen por medio de la gran prensa ha insistido en despojar a María del Pilar de su dignidad de lideresa social, para mantener en la impunidad este Crimen de Lesa Humanidad.

_____

[1] Ana Fabricia Córdoba, la líder que no dejó de hablar en voz alta. El Tiempo, 11-02-2011.

[2] Por los caminos del retorno. Elretorno.net.

[3] María del Pilar Hurtado, un liderazgo espontáneo que le costó la vida. Verdad Abierta, 14-12-2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.