‘MORDIDAS’ AL PRESUPUESTO DE GUERRA

‘MORDIDAS’ AL PRESUPUESTO DE GUERRA

Álvaro Solano

El presupuesto de Colombia para 2022 es de 350,4 billones de Pesos, los 41,8 billones (11.000 millones de Dólares), asignados a la Guerra (“Defensa y Seguridad”) son el tercer mayor gasto y en Latinoamérica es el segundo más alto;  gran parte se lo roban en innumerables tramas de corrupción.

Según el informe de Transparencia por Colombia en 2021 las Fuerzas Armadas son la institución estatal más corrupta, al concentrar más del 50 por ciento de los casos de corrupción del país [1].

Las ‘uñas largas’ de un General de 4 soles

El General Zapateiro Comandante de las Fuerzas Militares (FFMM) está en la mira de los investigadores por los millonarios contratos con la empresa Fuerza Élite (FE), propiedad del Clan de los Perdomo encabezado por José Rodrigo (JR), con quien Zapateiro se graduó al tiempo en la Escuela Militar de Cadetes como Teniente Coronel, JR salió del Ejército pero siguió vinculado como contratista en 2016 a través de su empresa Millitar Industries, entre 2019 y 2020 también firmó contratos con las FFMM por 15.000 millones de Pesos con su otra empresa Millitary JR.

Orlando un hermano de JR es el representante legal de FE, además contrata como persona natural a través de contratación directa con discrecionalidad firmó cuatro contratos por 2.359 millones de Pesos, que sumados a los de FE superan los 13 mil millones; en dos años de jefatura de Zapateiro el clan Perdomo acaparó contratos por más de 28.000 millones.

Cuando Zapateiro fue Director de la Escuela Militar de Cadetes General José María Córdoba, el clan Perdomo exprimió a los estudiantes, en los últimos 8 años el listado de proponentes para ofrecer los elementos que deben adquirir los 350 alumnos que ingresan en marzo y noviembre de cada año, ha sido monopolizado hasta el punto que de 50 o 60 personas que se presentaban como proponentes el único proveedor aceptado es FE, donde un kit cuesta entre 9 y 10 millones de Pesos [2].

Expulsan y persiguen al que denuncia

Al Mayor General Cesar Augusto Parra León le dieron de baja por denunciar en 2019 la pérdida de recursos de las empresas petroleras y otros actos de corrupción cuando era Comandante de la VI División en Caquetá, Putumayo y Amazonas, luego esas denuncias se las endilgaron a él, para ocultar a los verdaderos culpables. 

El sargento viceprimero del Ejército, Sergio Blanco, lleva 20 años de servicio, desde hace 12 años,  viene denunciando hechos de corrupción, en el 2010 contra un Coronel en el valle del Cauca donde prestaban seguridad en los ingenios azucareros, ha denunciado negocios en locales comerciales dentro de las guarniciones militares, el no pago o descuentos indebidos a bonificaciones de soldados regulares que la cúpula se embolsilla, alquiler de maquinaria pesada en el Caquetá, cobro de escolta de explosivo que no reportan, sobrecostos en los víveres secos, recursos del fondo de seguridad mal invertidos; la última denuncia fue contra el General Zapateiro;  tiene más de 100 denuncias, lo que le ha ocasionado persecución laboral y amenazas de muerte en su contra, las denuncias las ha interpuesto ante el Procurador Delegado para las FFMM Eduardo Campo Soto, quien no les da curso.

Los dos denunciantes afirman que no hay control político porque los investigadores también son corruptos y cómplices de los militares, denuncian que en muchas regiones no hay gobernabilidad, solo llega las FFAA y lo que se ve allí es pobreza, agregan que las FFMM han perdido legitimidad porque se han metido en la política y la corrupción, perdiendo la confianza de la población [3].

_____

[1] Tercer Informe de Seguimiento de la Acción Pública del Gobierno Nacional en Materia Anticorrupción. Transparencia por Colombia, 24-05-2022.

[2] El festín de contratos de los amigos del General Zapateiro, Las 2 Orillas, 6-05-2022.

[3] https://www.youtube.com/watch?v=WI4c8lKMLDo, 3-06-2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.