LOS PUEBLOS EMPUJAN, EL IMPERIO AFLOJA

LOS PUEBLOS EMPUJAN, EL IMPERIO AFLOJA

Hernando Martínez

En 2021 el gran capital frenó las políticas multilaterales elevando sus ataques a la vida, Estados Unidos (EEUU) derrotado en Afganistán aflojó la OTAN y creó la alianza Aukus contra China, mientras las fuerzas populares avanzaron en contener los embates del imperialismo y el neoliberalismo.  

Europa y EEUU mantuvieron una actitud criminal hacia el Sur global con el acaparamiento de las vacunas para el Covid-19, la catástrofe contra la vida la aceleraron al no frenar el Cambio  Climático, a la vez que aumentaron las Guerras incluida la amenaza nuclear, perseguir la migración y recrudecer el hambre que  sigue matando a millones de gentes.

Los avances populares los marcó el triunfo de 300 millones de campesinos de la India contra los intereses neoliberales, la superación de la pobreza de 1.450 millones de ciudadanos en China  y Cuba que a pesar del bloqueo imperialista terminó el año con su población vacunada; a lo se suman los triunfos electorales en Perú, Chile, Honduras y Venezuela, más la reactivación de la resistencia en Palestina y Sahara Occidental.

El 2021 enseñó que el mundo multipolar va surgiendo a la medida que los pueblos y las naciones se empoderan para rebasar la políticas depredadoras y opresivas de los imperialistas, colonialistas y neofascistas; tal como va aconteciendo en Eurasia, Asia occidental y América Latina donde resurgen bloques de países soberanos y movimientos populares de resistencia a la voracidad del capital, dando nuevas posibilidades al restablecimiento del Multilateralismo.

El imperialismo, la OTAN y la soberanía de Europa

El 6 de enero de 2021 el Congreso de EEUU fue asaltado por las fuerzas paramilitares de Trump para impedir que certificara los resultados de las elecciones de 2020, cinco personas murieron en el ataque; días después Biden al asumir como Presidente ratificó la política internacional de “EEUU primero”, basada en su desgastada visión de democracia  y de Derechos Humanos como la única válida para el resto del mundo.

El discurso imperialista fue empleado durante el año para sancionar a los Gobiernos que  resisten como Venezuela, Cuba, China, Rusia y Bielorrusia, para apoyar la agresión israelí a  Palestina  y para  desplegar sus Fuerzas de Asistencia de Seguridad (Sfab), que interviene en 41 países, entre ellos Colombia.

En septiembre después de 20 años de Guerra contra Afganistán, Biden ordenó la retirada de las tropas estadounidenses y el fin de la Guerra contra el terrorismo, sin consultarlo con la OTAN y la Unión Europea sus socios en esta Guerra, que costó a los ciudadanos estadounidenses 8 billones de dólares y causó la muerte a más de un millón de personas y el desplazamiento de otros 38 millones.

Para paliar esta derrota, EEUU agudizó las medidas para una nueva fase de Guerra Fría contra sus adversarios históricos, para esto concretó una nueva alianza ofensiva en el Indo Pacifico con Australia y Reino Unido (Aukus) en detrimento de Francia; que contrasta con su debilitamiento geopolítico y económico allí, mientras este Primero de enero inició a funcionar el mercado de 15 países de la región llamado la Asociación Económica Integral Regional (RCEP) que  comprende 31 por ciento del PIB mundial (la UE representa solo el 18 y la alianza EEUU-Canadá-México el 28 por ciento), liderado por China y Japón, con la ausencia de EEUU e India; igualmente la iniciativa china de La Ruta de la seda sigue extendiéndose incluyendo a la mayoría de países del mundo.

Se fortaleció integración de China y Rusia

La ofensiva de EEUU a través de la OTAN la centra contra la Federación Rusa en el Báltico y Ucrania, y contra China la centran en Taiwan, el Mar meridional, Hong Kong, Xinjiang y Tibet, asuntos que China considera de orden interno en los que no admite injerencia alguna.

En 2021 las relaciones entre Rusia y China se estrecharon, basadas en el vigésimo aniversario del Tratado de Buena Vecindad y Cooperación Amistosa que ampliaron por otros cinco años; la solidez de ese tratado les permite un trabajo mancomunado e la Organización de Cooperación de Shangai (OCS), la alianza política, económica y de seguridad euroasiática; en septiembre durante Cumbre de Jefes de Estado de la OCS, Irán fue acogido como miembro pleno.

La integración chino rusa se extiende a los proyectos espaciales, donde la competencia con EEUU y sus aliados tuvo puntos de fricción en 2021, por el desarrollo de armas anti satélite y la posible colisión de sistemas privados de satélites con las Estaciones Espaciales de Rusia y China.

Resurge América Latina y el Caribe

El 18 de septiembre la Celac después de 4 años de crisis logró realizar la VI Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno bajo la presidencia de México, retomando el camino para su fortalecimiento como mecanismo representativo de la concertación política, la cooperación e integración de los Estados latinoamericanos y caribeños.

El 14 de diciembre en la Habana la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP) realizó su XX Cumbre, donde ratificaron la decisión de trabajar por la complementariedad económica, el apoyo político y diplomático mutuo para remontar la Guerra híbrida imperialista de que son objeto.

La extrema derecha con Bolsonaro en Brasil aplicó una política  negacionista del cambio climático y del Covid-19, exacerbó el  racismo  en contra de los pueblos indígenas y  afrodescendientes, y fue el mayor obstáculo para la integración regional; políticas neofascistas que declinan a nivel continental, al desinflarse la OEA como garrote del imperio y desvanecerse sus propuestas del Grupo de Lima y Prosur.

En abril liderada por Evo Morales nació la Runasur, con la meta de unir a los movimientos sociales, indígenas, obreros y la clase media para luchar por la liberación nacional y social de toda América del Sur plurinacional.

Este año  continuó el despertar de los pueblos, miles  de militantes, activistas, lideres y diversidad de movimientos y causas hicieron valer las luchas por justicia y libertad, como en el Paro Nacional de Colombia, las protestas de Ecuador, Chile, Brasil y las colonias francesas.

Novedades del proyecto socialista

La derecha mundial arreció su campaña contra el socialismo por desarrollar modelos de democracia antagónicos al capitalista, el protagonismo de la República Popular China visibiliza  los avances, conflictos y rectificaciones propios de los países  socialistas,  los cuales  suman una población de  1.600 millones.

Los eventos democráticos de los Partidos Comunistas ratificaron la dirección del Partido sobre el destino sus naciones, dada la persistente amenaza internacional por destruir sus poderes populares, basados en la democracia directa; esfuerzo de lucha que cumplió 100 años en el Partido Comunista de China.

Los problemas que abordan y a los que declaran el combate legal son la corrupción, las costumbres burocráticas, la baja promoción de los mecanismos de participación de los ciudadanos  en las decisiones, entre otros. El principal avance que todos mostraron es mantener el crecimiento económico, la igualdad social, la estabilidad política interna, el exitoso combate contra el Covid-19 y el desarrollo científico y tecnológico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.