LOS HISTÓRICOS CONFLICTOS POR LA TIERRA

LOS HISTÓRICOS CONFLICTOS POR LA TIERRA

Raúl Contreras

Los conflictos por la tierra reactivados en estos meses siempre han estado presentes por la escandalosa concentración de la propiedad, que han sido la causa de luchas campesinas, indígenas y de comunidades afro, y también son el trasfondo de las luchas guerrilleras.

En estos meses han ocurrido tomas de tierras en varios departamentos pero la mayor tensión ha estado en el norte del Cauca, por el enfrentamiento entre los indígenas del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric) y la poderosa oligarquía del Valle del Cauca propietaria de los ingenios azucareros y de las plantaciones de caña destinadas a la producción de agrocombustibles. 

El actual Gobierno del Pacto Histórico en vez de propiciar mecanismos de diálogo que atendiesen la realidad del problema, cedió a la presión de la clase dominante y ordenó desalojar las tomas en el municipio de Caloto con la policía militarizada; paso en falso frente a un conflicto ancestral que sólo tendrá solución cuando esa oligarquía sea obligada a dialogar de verdad, y a ceder al menos parte de las tierras planas que les despojaron a los indígenas, sus habitantes y poseedores desde antes de la invasión del imperio español, cuando empezaron a ser replegados hacia las partes altas de las Cordilleras.

Desde el 2 de septiembre de 2005 los indígenas Nasa retomaron la ‘Liberación de la Madre Tierra’, con la que han logrado la recuperación de 24 haciendas cañeras del plan que suman 8.000 hectáreas.

La oligarquía terrateniente ha impuesto la narrativa de que ella es la única y legítima propietaria, la gran benefactora, y la generadora de la riqueza y del empleo, al tiempo que incrementa su poderío y la explotación de los trabajadores cañeros y de los habitantes de esas zonas, sometiéndolos con las Fuerzas Armadas en colusión con los narcoparamilitares.

La clase dominante aplica el lema de ‘divide y vencerás’ para colocar al pueblo a pelear con el mismo pueblo, quedando ellos ocultos detrás obteniendo todos los beneficios de la disputa; han logrado hacerle creer a las comunidades afros arrinconadas en los extremos de los ingenios azucareros, que la acción de los indígenas es contra las escasas y marginales tierras en que habitan, y no contra las inmensas propiedades de los empresarios agroindustriales.

A los trabajadores agrícolas les dicen que los indígenas al recuperar tierras están acabando con el trabajo y su sustento, a la población de la zona le pregonan que los grandes empresarios de la caña son la salvación porque gracias a ellos llega el bienestar para todos.

Han aprovechado también fallas de los indígenas que en ocasiones al sentirse repelidos por comunidades afros o por los trabajadores de los ingenios, se han creado en algunos sectores el imaginario que estos también hacen parte de los intereses de la clase dominante, por lo que también son sus enemigos, cuando por el contrario ellos hacen parte del pueblo explotado.

Esa maniobra ha llevado a que el mismo pueblo (proletariado agrícola, indígenas, comunidades afros y campesinos), se vean como enemigos entre sí mientras el verdadero enemigo se oculta, divide, desune y sigue reinando; además, la élite dominante ha maniobrado para enfrentar al Gobierno de Petro con los indígenas, para volver a utilizar el poder de Estado a favor de los poderosos y no del pueblo que lo respaldó en las urnas.

Está por verse sí el actual Gobierno rectifica este desenfoque y convoca a juntar fuerzas para impedir que esa oligarquía siga imponiendo con exclusividad sus intereses, en detrimento de los de las mayorías y que pueda seguir maniobrando a sus anchas, para que el pueblo se enfrente el mismo pueblo, mientras ellos siguen reinando y explotando.

Los enemigos de este Gobierno del cambio son esos terratenientes y no los indígenas y campesinos que son su base, quienes por la exclusión y el despojo histórico se ven obligados a tomar las tierras que les pertenecen y que les han sido negadas por siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.