LO QUE NO SE HA DICHO SOBRE CAMILO

LO QUE NO SE HA DICHO SOBRE CAMILO

Nicolás Rodríguez Bautista, Primer Comandante del ELN

En el auge de lucha política de masas de 1965 el sacerdote Camilo Torres cabeza del Frente Unido que lideraba tales luchas, desaparece de la escena política y se resguarda en la guerrilla rural del ELN, en estas notas el Comandante Gabino precisa cómo fue ese momento.

1- El primer encuentro de Camilo con el Estado Mayor del ELN

Fue a mediados de 1965, unos meses después me enteré que en ese encuentro Camilo asumió un compromiso como integrante del ELN, de donde retornó con una agenda de actividades para seguir fortaleciendo el Frente Unido, continuar buscando la unidad de la izquierda y fortalecer todas sus relaciones en el país y el mundo que acrecentaran la organización popular y la lucha insurgente; esto le demandaba recorrer las capitales departamentales, tarea que Camilo desarrolló llenando las plazas públicas, éxito que nadie había logrado desde Gaitán.

2- El liderazgo de Camilo y del Frente Unido en las grandes movilizaciones de 1965

El Frente Unido para entonces fue la organización popular más fuerte y de mayor proyección por su condición unitaria y no sectaria, fue la abanderada de la posición patriótica y antiimperialista que en la calle impidió la invasión de Marines gringos, que el Embajador de Estados Unidos solicitó al ver el auge de la lucha popular colombiana, la cual pensaba sofocar con una invasión como la realizada contra la República Dominicana en abril de ese año.

3- El motivo por el que Camilo decidió ingresar a la guerrilla rural del ELN en octubre de 1965

Luego de una de esas grandes manifestaciones urbanas un oficial del Ejército le dijo que tenía la orden de sus superiores para asesinarlo, porque lo acusaban de ser un “subversivo comunista, peligroso para el país”, el oficial agregó que un comando de inteligencia tenía esa misión y al despedirse le dijo que, él era cristiano y no podía cargar en su conciencia con la muerte de un sacerdote, luego le pidió que se cuidara. Por esos días era muy grande el hostigamiento militar contra Camilo y los dirigentes del Frente Unido.

Camilo consultó con el Estado Mayor del ELN lo que debía hacer, los mandos decidieron que él se incorporara a la guerrilla rural para evitar su asesinato, ellos eran conscientes que este paso afectaría los desarrollos del movimiento de masas, pero eran los costos que debían pagarse para preservarle la vida; en la memoria de todos aún estaban muy frescas las dolorosas consecuencias del asesinato de Gaitán hacía apenas 17 años.

4- Los llanos de Casanare en los planes de Camilo

Desde su época de bachillerato y luego como integrante de la Directiva de la Reforma Agraria, Camilo siempre pensó en los llanos orientales como una zona ideal para vivir y luchar; una vez llegó a nuestro grupo guerrillero dijo sin disimulo alguno, que sentía el afán de aprender el ABC de la lucha guerrillera para ir al Casanare a volver a insurreccionar los bravos llaneros de Colombia; él nos hablaba a todos de esto, como un gran reto y sueño por realizar.

5- La participación en la emboscada al Ejército del 15 de febrero de 1966

Es lógico que si Camilo fue a la guerrilla para aprender el ABC de la lucha guerrillera, el anhelo de combatir y probarse sobre la realidad en su condición del Comandante guerrillero que soñaba ser, bajo ninguna consideración él iba a permitir que se le excluyera de ir al combate; pero además en ese tiempo todos los jefes guerrilleros iban a los combates.

Este combate de Patio Cemento donde murió Camilo lo dirigió Fabio Vásquez el Primer Comandante del ELN, desde uno de los lugares claves del ataque; participaron además Manuel Vásquez -quien se había incorporado a la guerrilla dos meses antes que Camilo-, y los dirigentes del Frente Unido Julio César Cortez -incorporado un mes después de Camilo- y Hermidas Ruiz. La sanción más dura por aquellos años era privar a un guerrillero de ir al combate y estoy seguro que Camilo jamás lo hubiese aceptado; por esto he afirmado en otras oportunidades, que la dolorosa caída de Camilo hay que analizarla en ese contexto y no por fuera de él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.