LO QUE ESCONDE EL SALARIO MÍNIMO DE UN MILLÓN

LO QUE ESCONDE EL SALARIO MÍNIMO DE UN MILLÓN

Chavela Villamil

El sorpresivo aumento del salario mínimo en una cifra de dos dígitos rompe el paradigma de que el incremento salarial debe estar ligado a la inflación, y demuestra que es viable ligar el salario al producto interno; además, hay que develar lo que no dice el Gobierno.

Elevadas Tasas de Desempleo y de Informalidad Laboral hacen inestable una economía ya que debilitan el mercado por el precario nivel de la demanda; es decir, sin empleo y condiciones salariales acordes a las necesidades básicas de la población y ligadas a la productividad, la sociedad pierde poder adquisitivo y disminuye el consumo de bienes y servicios, lo que hace imposible aumentar la oferta laboral y obliga a decrecer el Producto Interno Bruto (PIB).

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) en octubre el desempleo se ubicó en 11,8 por ciento y el empleo informal llegó al 48,1 por ciento; el 48,10 por ciento de la población ocupada gana menos de un salario mínimo, el equivalente a 12,85 millones de personas, el 10 por ciento gana un salario mínimo y el 33,20 por ciento gana más de un salario mínimo [1].

El salario mínimo sigue siendo inferior a las necesidades básicas

El pasado 15 de diciembre las Centrales Obreras, los empresarios y el Gobierno acordaron el incremento salarial y del subsidio de transporte en 10,07 por ciento, quedando el próximo año el salario mínimo en 1.000.000 de Pesos y el subsidio de transporte en 117.172 [2]; sin embargo, el incremento salarial es insuficiente si se tiene en cuenta que la inflación estimada es del 5,30 por ciento, por tanto el incremento real es de 4,77 por ciento que equivale a 43.329 Pesos, un aumento diario de 1.444 Pesos que no alcanza a cubrir el costo de un pasaje de Transmilenio.

La decisión del Gobierno de incrementar el salario en 10,07 por ciento es evidentemente populista y con fines electorales, sin embargo, en términos económicos es sustentable, el incremento real es inferior a la inflación y al PIB por tanto no desequilibra la balanza de pagos, pero si genera un leve repunte del poder adquisitivo per cápita lo cual incrementa el consumo, generando un retorno por demanda, es decir, al aumentar las ventas el incremento salarial retorna a la empresas por aumento del margen de utilidades, y retorna al Estado por captación de tributos en especial por cuenta del IVA, esta fluidez de capital líquido acelera la economía y en el mediano plazo reactiva la económica.     

Inflación y revaluación del Dólar los principales enemigos

El principal problema del salario colombiano es que su incremento está determinado por la inflación y no por la productividad, en otras palabras, de nada sirve incrementar la producción ya que las utilidades son monopolizadas por los empresarios y no benefician a los empleados, a quienes el incremento salarial solo les permite solventar medianamente el aumento anual del valor de los productos.

Otro gran problema es que aunque el salario es percibido en Pesos, la inflación está determinada por el Dólar, en otras palabras, al ser Colombia una economía dependiente del dólar por su alto volumen de importación de productos básicos y materias primas, la devaluación del Peso  impacta grandemente en el costo de los productos generando repercusiones directas en el costo de vida, una muestra de ello es que este año el salario mínimo equivalía a 259,57 Dólares, mientras el salario del próximo año a pesar del incremento equivale a 248,76 Dólares, lo cual equivale a una rebaja del poder adquisitivo de 10,81 Dólares o 43.456 Pesos.

La única salida es la reforma estructural

Salir de esta crisis y prevenir las siguientes implica reformas estructurales y el fortalecimiento de los activos estatales, el fortalecimiento de la producción nacional, aumentar el poder adquisitivo per cápita, disminuir la inflación y fortalecer la moneda nacional.

Es impostergable el cambio del modelo económico, ya que el sistema actual no genera ni inclusión social ni sostenibilidad ni mucho menos crecimiento y productividad.

____

[1] Cerca de 12,85 millones de personas en Colombia ganan menos de un mínimo. Forbes, 13-10-2021.

[2] Aumento del salario mínimo en Colombia para 2022 será del 10,07 %. Valora Analitik, 14-12-2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.