LA VERDAD DEL CONFLICTO SEGUIRÁ AFLORANDO

LA VERDAD DEL CONFLICTO SEGUIRÁ AFLORANDO

Himelda Ascanio

El 28 de junio la Comisión de la Verdad presentó su informe al mundo en extensos documentos, sintetizados en la Declaración de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición.

Es de reconocer este esfuerzo por la verdad aunque quedan por esclarecer asuntos nodales causales del conflicto, máxime cuando este continúa dado que no se han resuelto sus causas ni sus degradaciones; en adelante el Proceso de paz debe convocar a la élite dominante a sus opositores y a toda la sociedad a seguir buscando la verdad, cuyo propósito es la ‘verdad toda y verdad de todos’, insistiendo en tipificar la conducta de los máximos responsables de las partes en conflicto, entre ellos poderes -supuestamente externos-, como el Gobierno de los Estados Unidos (EEUU).

Hay que recordar que para el ELN es indispensable continuar buscando la Verdad, la justicia, la reparación, el perdón, el No olvido y las garantías de no repetición para satisfacer los derechos de los millones de víctimas que arroja el conflicto colombiano como base para la conciliación de todos; el ELN históricamente mantiene la voluntad de brindar la verdad a quienes resulten afectados por alguna de sus acciones, además en muchas ocasiones ha reconocido y pedido perdón públicamente por hechos que trasgreden la ética y sus normas estatutarias.

Algunos faltantes

Hay asuntos de fondo del Informe en los que quedan interrogantes, tales como:

* ¿Es o no determinante la Doctrina de Seguridad Nacional promovida por el Gobierno de los EEUU que define como Enemigo Interno a todo el que se oponga al régimen oligárquico, contra quienes considera válido usar acciones terroristas por medio de paramilitares?

* ¿Por qué la Comisión de la Verdad no determina la responsabilidad de políticas de Estado en la creación y la acción del paramilitarismo tales como el Decreto 3398 de 1965, la Ley 48 de 1968 y el Decreto 356 de 1994 que creó las Convivir?

* ¿Podremos tener paz si la tendencia es fortalecer la presencia militar norteamericana en la conducción de las operaciones de la Guerra no convencional (encubierta), y cuando crece el alinderamiento para usar el país como peón de las Guerras sin fin de EEUU y la Otan?

* ¿Hay o no relación directa del Plan Colombia y la Seguridad Democrática con las masacres, asesinatos de líderes, despojo de tierras, millones de desterrados y los más de 6.000 asesinatos selectivos causados por las operaciones conjuntas de militares y paramilitares entre 2000 y 2010?

La verdad nos hará libres

La Comisión concluye que si no se hacen cambios profundos al modelo de desarrollo económico del país, será imposible conseguir la no repetición del Conflicto Armado que se reiterará y evolucionará de formas impredecibles.

No hay que olvidar que durante el Proceso de paz hecho por el Gobierno de J. M. Santos, este marcó cuatro líneas rojas: 1) No se pude modificar el Modelo Económico, 2) el Régimen Político, 3) las Fuerzas Armadas ni 4) la Política Exterior, por esto la relevancia de la participación de la sociedad en el proceso de paz dentro de un Diálogo Nacional, para mover las líneas rojas, sin lo cual no habrá paz.

El Gobierno del Presidente Petro ha anunciado que convocará al Gran Dialogo Nacional por la paz abriendo la posibilidad de avanzar hacia nuevos escenarios de Acuerdos y hechos del proceso de paz, en ese escenario seguirá aflorando la verdad que cure heridas y sirva de base para los cambios.

Las víctimas de esta semana

Juan David Ochoa Rueda era líder ambientalista y militante en las juventudes del Pacto Histórico, fue asesinado y su compañera sentimental quedó gravemente herida el 27 de junio en el corregimiento Santa Ana de Granada, Antioquia. 

Leonardo Mora Calderón de 47 años, era Vicepresidente de la Asociación de Soldadores de Arauca (ASA), fue asesinado el 27 de junio en Saravena, Arauca.

En el corregimiento de Orpúa municipio del Bajo Baudó, Chocó, el 28 de junio narcoparamilitares del Clan del Golfo perpetraron la masacre de comuneros indígenas Wounaan pertenecientes al Resguardo Buenavista-Unión Pitalito identificados como Luis Alberto Ismare de 22 años, Albis Puchicama de 25, Jhonsy Membache de 23 años, Erofio Membache de 25; y a José Antonio Hurtado del Consejo de Comunidades Negras de la Playa de Orpía.

Libardo Perdomo Molano de 46 años, era Expresidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda San Agustín, fue asesinado el 29 de junio en esta zona de Planadas, Tolima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.