LA SÚPER CORRUPCIÓN DEL CNE Y LA REGISTRADURÍA

LA SÚPER CORRUPCIÓN DEL CNE Y LA REGISTRADURÍA

Álvaro Solano

Las elecciones legislativas del pasado 13 de marzo pasarán a la historia como el escrutinio con más errores y con mayor inexactitud en la consolidación de las cifras, lo que llevó a exigir la revisión exhaustiva de los votos y dejó evidente el fraude ejecutado por la oligarquía.

Tras concluir los comicios legislativos del pasado 13 de marzo, e iniciar la publicación de los boletines informativos de la Registraduría del preconteo de los votos, empezaron a aparecer denuncias documentadas sobre irregularidades en los resultados, principalmente en el diligenciamiento del Formulario E-14 –Actas de escrutinio de mesa en las que los jurados depositan y diligencian los resultados de las votaciones–, en algunos aumentaron cifras y en otros se omitió contabilizar los votos del Pacto Histórico.

Un sistema electoral interrogado

La suma de inconsistencias llevó a muchos a calificar las mismas como un fraude electoral, lo que generó plantones, manifestaciones y muchos grupos de abogados y veedores ciudadanos fiscalizando el escrutinio, para garantizar la transparencia de los resultados, tras este proceso recuperaron votos el Partido Liberal, el Nuevo Liberalismo, Salvación Nacional y sobretodo el Pacto Histórico, mientras Partidos como Alianza Verde, Conservador, Centro democrático entre otros, perdieron votos y algunas curules.

El cambio en los resultados de los escrutinios al ser adverso a los intereses de la ultraderecha seguidora de Álvaro Uribe, exigieron el reconteo del total de los votos, y de inmediato el Registrador Alexander Vega solicitó al Consejo Nacional Electoral (CNE) un reconteo de todos los votos, escondiendo el hecho de que los Tarjetones ya habían perdido la cadena de custodia, lo que invalida la transparencia de dicho proceso; pero voces expertas declararon que dicho proceso estaría viciado por no estar reglamentado en la jurisprudencia nacional, finalmente Vega desistió de su solicitud y el reconteo no se realizó.

Todo esto ha evidenciado la corrupción, irregularidades y trampas de los Partidos y clanes mafiosos para ganar fraudulentamente las elecciones y mantenerse en el poder, generando desconfianza, falta de garantías y transparencia electoral en Colombia, sobretodo ahora que el 29 de mayo se va a realizar la primera vuelta electoral para las elecciones presidenciales, por lo que muchos piden la renuncia del Registrador Vega.

Un Registrador turbio experto en fraude

El Registrador Vega está cuestionado por irregularidades, entre ellas, la forma como accedió al cargo, por realizar cientos de nombramientos basados en militancia política, fallos en los sistemas de inscripción de cédulas y por la elección de jurados inexpertos y parcializados, a lo que se suman las irregularidades sistemáticas de los comicios del 13 de marzo.

Alexander Vega es un abogado egresado de la Universidad Libre, con el apoyo del alcalde de Chía Fernando Sánchez fue personero municipal, de ahí pasó a ser contratista del Distrito, de ahí a litigante en asuntos electorales, para después hacerse Magistrado del CNE y, finalmente, se convirtió en Registrador Nacional del Estado Civil, razón por la que muchos se preguntan cómo logró ser registrador en tan poco tiempo.

Vega en su paso por el CNE fue investigador del proceso que se le abrió a la campaña del Expresidente Juan Manuel Santos, la designación de Vega como Magistrado investigador en su momento levantó críticas, ya que el Magistrado había llegado al tribunal electoral con aval del Partido de La U y mediante el apoyo de los congresistas de la llamada bancada costeña [1].

Diferentes voces hablan de los nexos de Vega con manejos turbios, dentro de las acusaciones están la corrupción, manejo de contratistas, favores políticos y judiciales, entre otros; Andrés Guerra del Centro Democrático, denunció que Vega junto con el exmagistrado Emilio Hincapié le pidieron 1.200 millones de Pesos para salvarle la curul al Senado en 2010 [2].

Sistema electoral funcional al régimen 

El CNE como organismo autónomo e independiente hace parte de la Organización Electoral junto a la Registraduría Nacional del Estado Civil; está compuesto por nueve (9) magistrados electos por el Congreso de la República por un periodo de cuatro (4) años, y tiene como función la vigilancia, inspección y control total de la actividad electoral.

En teoría el CNE es un organismo autónomo, pero en la práctica sus Magistrados son funcionales a los intereses del Gobierno, por ende actúan acorde a los intereses de la coalición de Gobierno, lo que siembra un manto de duda sobre la transparencia e imparcialidad de este estamento.

____

[1] Las sombras del Registrador. Revista Cambio, 12-02-2022.

[2] Registrador #SabemosLoQueHiciste. Cuestión Pública, 21-03-20222.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.