LA MASACRE DE PUTUMAYO ES UN CRIMEN DE GUERRA

LA MASACRE DE PUTUMAYO ES UN CRIMEN DE GUERRA

Himelda Ascanio

Los asesores militares de EEUU de la Brigada Sfab han creado los Comandos Contra el Narcotráfico y Amenazas Transnacionales, que despliegan y conducen en las fronteras, como la del Putumayo en donde acaban de perpetrar la masacre de 11 indígenas y campesinos.

La Delegación Humanitaria Asturiana presentó el Informe de la visita que realizó del 4 al 12 de marzo a regiones del Bajo Atrato, San José de Apartadó, Tierralta, Montes de María, Catatumbo, Saravena, Florencia, Bota Caucana y Villagarzón [1], donde reporta la continuidad del exterminio sistemático de la dirigencia social y excombatientes, la impunidad generalizada de la Fiscalía, el incumplimiento al Acuerdo de Paz y la expansión de los narcoparamilitares en complicidad con las Fuerzas Armadas (FFAA).

El régimen con este Nuevo Ciclo de Violencia desplaza a la población étnica y campesina para despojar sus tierras e imponer mega proyectos mineroenergéticos, hidroeléctricos y de agroindustria de las multinacionales; en las regiones visitadas por la Delegación Asturiana no hay inversión social, pero sí un alto nivel de militarización y masiva presencia de asesores militares de Estados Unidos en las fronteras, que es donde hay mayor proliferación de grupos narcoparamilitares y aumentan las cifras de violaciones a los Derechos Humanos (DDHH).  

El Ejército planificó el asesinato de los indígenas y campesinos

La Organización Nacional de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana (Opiac) y el Movimiento Campesino, Cocalero y Ambiental del Putumayo, Piamonte de Cauca y Jardines de Sucumbios de Nariño (Moviccaap), denunciaron que en la vereda Alto Remanso en Puerto Leguízamo, Putumayo, el 28 de marzo a las 7:40 am un grupo de al menos 20 militares pertenecientes al Comando Contra el Narcotráfico y Amenazas Transnacionales (Ccnat) adscrito al Comando Conjunto N°3 Suroriente vestidos de negro, con capuchas y sin insignias irrumpieron disparando indiscriminadamente contra unas 200 personas que departían en el polideportivo, mientras realizaban un festival para recaudar fondos al que asistieron 15 comunidades incluidas del vecino país de Ecuador, posteriormente llegaron los apoyos de la Fuerza Aérea y la Naval [2].

Estas tropas bajo el mando del Mayor General Edgar Rodríguez Sánchez cometieron Crímenes de Guerra y de Lesa Humanidad cuyo resultado son 11 campesinos asesinados a quemarropa y otros que dejaron morir desangrados, entre ellos Pablo Panduro Coquinche Gobernador del Pueblo Kitcwhwa, Divier Hernández Presidente de la Junta de Acción Comunal, su esposa Ana María Sarria y Brayan Pama menor de 16 años y 4 personas heridas, además detuvieron ilegalmente al resto de personas donde había mujeres y niños, quedaron un número indeterminado de desaparecidos, además de robarles  sus pertenencias; en el ataque el Ejército activó explosivos y granadas con la intención de destruir las evidencias y evitar el reconocimiento de los cadáveres [3].

El Ministro de Defensa ese mismo día a las 4:35 pm presentó a las víctimas como “miembros de las disidencias de las Farc”, al tiempo tropas de las FFAA se tomaron los hospitales donde atienden a los sobrevivientes y a sus familiares, para presionarlos a que entreguen la firma y huella en papeles sin decirles cuál va ser su uso [4].

Hay que recordar que el Mayor General Edgar Rodríguez es responsable de 22 Falsos Positivos cuando fue Comandante del Batallón Magdalena de la Novena Brigada en Huila, a lo que se suma este nuevo Falso Positivo perpetrado por el tenebroso Comando Contra el Narcotráfico y Amenazas Transnacionales, ideado, entrenado y conducido por los asesores de la Brigada Sfab de EEUU, que los ha diseminado por todas las zonas fronterizas de Colombia.

Otros ejecutados esta semana

Sarcelino Lana de 29 años, era Gobernador del Resguardo Indígena Tamadó en el Medio Atrato, Chocó, el 25 de marzo fue secuestrado por narcoparamilitares en el Beté y el 28 lo encontraron muerto en el río Atrato.

En el corregimiento de Cambimbal, Buga, Valle del Cauca, el 28 de marzo perpetraron la masacre de tres personas identificadas como Gabriel León, Rafael Merentes y Darwin Portales.

En el barrio Nuevo Paraíso de Cartagena, Bolívar, el 31 de marzo cometieron una masacre donde asesinaron a Ernesto Archbold Torres, Ruth Ordóñez y Harris Zúñiga.

Alexander Fonseca, docente y Autoridad Indígena del Pueblo Wayúu, fue una de las tres víctimas de la masacre que perpetraron el 2 de abril en el corregimiento Aremasaine de Manaure, Guajira.

Edwin Andrés Sánchez Varón, excombatiente articulado al Etcr Jaime Pardo Leal, fue asesinado el 2 de abril en el sector La Libertad de San José de Guaviare, en octubre de 2020 había sobrevivido a otro atentado en el municipio de El Retorno.   

Carlos Humberto Siabato, excombatiente y fundador de la Asociación de Construcción Colectiva Unidad y Paz (Asocunt), fue asesinado el 3 de abril en la localidad Ciudad Bolívar de Bogotá. 

_____

[1] Declaración final de la visita Asturiana de DDHH y paz. Rebelión, 21-03-2022.

[2] Denuncia y solicitud de acción urgente por los homicidios que tuvieron lugar en el municipio de Puerto Leguízamo. Opiac, 29-03-2022.

[3] Es Falso Positivo: ‘Tapados nos disparaban, se pusieron camuflado de soldados’: testigo en Putumayo. La W Radio, 30-03-2022. 

[4] Ejército estaría presionando a sobrevivientes de la masacre de Puerto Leguízamo, Putumayo. Contagio Radio, 30-03-2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.