LA MALDICIÓN: PREFERIMOS IMPORTAR QUE PRODUCIR

LA MALDICIÓN: PREFERIMOS IMPORTAR QUE PRODUCIR

Chavela Villamil

El déficit de balanza comercial que viene incrementándose en el país durante la última década, aunado a la depreciación del Peso lleva a que las repercusiones económicas del conflicto entre Ucrania y Rusia impacten directamente nuestra economía, por el incremento en el costo de los agroinsumos y los hidrocarburos.

El conflicto Ucrania-Rusia tiene un impacto directo en el suministro y el precio de los alimentos, ambos países son grandes exportadores de alimentos que principalmente son la materia prima de productos alimenticios de la canasta básica; Ucrania exporta grandes volúmenes de cereales, harinas, la mitad de las exportaciones de aceite de girasol del mundo, entre otros, por su lado Rusia exporta fertilizantes, hidrocarburos, el 35 por ciento de las exportaciones mundiales de harina, entre otros [1]; el conflicto entre estos países arroja escasez de alimentos que conlleva a una merma brutal de la oferta que pone en riesgo la seguridad alimentaria de muchos países.

La disminución de oferta exacerba las presiones inflacionarias, si a esto se le aúna una escasez prolongada de maíz, trigo, cebada, aceite de girasol y fertilizantes, se hace imposible la corrección de la inflación que a corte de febrero fue de 8,02 por ciento, y la convierte en una constante incremental que puede superar el 10 por ciento en el primer semestre del año.

¿Es bueno para Colombia que suba el precio del petróleo?

Desde que inició el conflicto Ucrania-Rusia los precios en Bolsa de los hidrocarburos se han disparado aceleradamente, desde luego a nivel latinoamericano el principal impacto es en los precios del barril de crudo, las últimas semanas el mercado de futuros de petróleo Brent ha tenido una media oscilante de 139 Dólares el barril, mientras el WTI su media de referencia oscila en 108 Dólares [2], desde luego esto incrementa los costos de la cadena de suministro y transporte, y a su vez este sobrecosto se traslada al valor final de las mercancías y los productos.

Para las estadísticas el aumento en el valor del crudo es positivo, ya que por cada dólar adicional del Brent nuestra economía recibe entre 350.000 y 400.000 millones de Pesos, lo que representa un superávit de 30 billones de Pesos [3]; a la vez un incremento en el crudo aumenta automáticamente el costo de la gasolina, y a su vez genera un mayor pasivo por el subsidio a los combustibles, lo cual aumenta la inflación e impacta negativamente el costo de vida.

La dependencia exógena genera inflación 

Los efectos macroeconómicos del conflicto Ucrania-Rusia impactan los mercados y el colombiano no es la excepción, porque estos impactos se exacerban por el gran volumen de importación de materias primas, productos básicos y suntuarios, que traslada los efectos inflacionarios globales a nuestra economía, y en segundo lugar, la incesante devaluación del Peso aumenta considerablemente el valor de los productos, y el costo de las materias primas que se utilizan para la fabricación de los productos nacionales.

La Apertura Económica (AE) impuesta al país desde 1990 le resta solidez y desarrollo a la industria nacional, haciendo que la industria local fuera incompetitiva y ocasiona un cambio en el mapa productivo del país, lo que obligó a que Colombia empezara a importar productos perecederos que antes eran abastecidos únicamente con cosechas nacionales, por ejemplo, el año anterior el país importó el 43 por ciento de los alimentos que consumen los hogares colombianos.

Reformas estructurales inaplazables

Todo impacto macroeconómico afecta las economías nacionales, sin embargo, estos impactos se minimizan cuando se ha fortalecido la industria nacional y la producción es sólida; para alcanzar una economía sólida el país debe disminuir considerablemente su dependencia de la economía exógena.

Subsanar la crisis socioeconómica actual, dinamizar la economía y enfrentar el colapso de la economía requiere de cambios estructurales del modelo económico, e implica Reformas Estructurales al fisco y al sistema productivo; se requiere un modelo que fomente el desarrollo integral de la producción nacional y aumente el poder adquisitivo per cápita de la población.

____

[1] La Guerra de Ucrania puede poner en jaque la seguridad alimentaria de muchos países. The Conversation, 01-03-2022.

[2] El petróleo aumentó un 60% este año. Valora Analitik, 7-03-2022.

[3] Colombia: producción de petróleo se beneficia de la invasión rusa en Ucrania. Valora Analitik, 08-03-2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.