LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN LA DEBE REGULAR UN ENTE MULTILATERAL

LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN LA DEBE REGULAR UN ENTE MULTILATERAL

Omaira Sáchica

Trump se distingue por mentir, insultar y amenazar, tropelías que magnificaron las redes sociales y le permitieron ganar la Presidencia, pero ahora que a los súper poderes que rigen el planeta les resulta inconveniente este personaje lo censuran, ¿un ciudadano común qué puede esperar?

El reciente cierre de las cuentas de Trump en redes sociales como Twitter ha traído de nuevo el debate sobre el derecho a la libertad de expresión, ¿hasta dónde va la libertad de expresión y quién la determina?, ¿cerrar una cuenta de una red social se puede considerar censura?, ¿por qué empresas privadas que obedecen a intereses propios tienen el derecho de censurar la opinión ciudadana?

La canciller alemana Ángela Merkel afirmó que, “la libre opinión es un derecho fundamental de importancia esencial en el que se puede intervenir, pero solo dentro del marco definido por los órganos legisladores, no por decisión de la dirección corporativa de plataformas en las redes sociales” [1]. 

El ex agente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus sigla en inglés) de Estados Unidos (EEUU), Edward Snowden, afirma que “el silenciamiento de la cuenta oficial de Trump en Facebook, para bien o para mal será recordado como un punto de inflexión, cambia la libertad de expresión en el espacio digital” [2].

El defensor de Derechos Humanos (DDHH) Díaz-Jogeix afirma que “no podemos permitir que Twitter o Facebook sean los que decidan quienes pueden disfrutar de la libertad de expresión, pero tampoco es buena idea que lo hagan los Gobiernos, porque la historia ha demostrado que dejar que los Gobiernos regulen la libertad de expresión es una mala idea, se necesita un estamento multilateral que lo haga” [3].

Nos convertimos en un producto

La aparición de las redes sociales cambiaron el paradigma comunicacional por su facilidad, versatilidad, agilidad, supuesta gratuidad y masividad, han permitido que las personas difundan información que suele ser ignorada o censurada por los Medios Masivos de Comunicación, al igual que permite difundir  con supuesta libertad sus opiniones.

No se puede negar las ventajas que tienen las redes sociales, pero sería absurdo querer obviar que las redes sociales son empresas rentables que instrumentalizan la interacción social, para vender productos o manipular social y políticamente a la gente; el científico informático Tristan Harris afirma que, “si no pagas por el producto, entonces tú eres el producto” [4].

Cada vez que nos conectamos a una red social damos salida a nuestros gustos, hábitos, características de consumo, afinidad política, entre otros, estos datos son recopilados, organizados y estandarizados, para luego ofrecer esta información a empresas y en base a esta manipular nuestras necesidades, en otras palabras, monetizan nuestros gustos y afinidades para que empresas ganen millones de dólares.

Las redes como instrumento de veeduría social

Si bien es cierto que en redes sociales abundan las noticias falsas y que grandes empresas las utilizan a favor de sus intereses; no se puede negar que han permitido visibilizar opiniones, potenciar la participación pública, en otras palabras, se han convertido en la plaza pública para difundir ideas, además han contribuido a la veeduría social, se han convertido en una gran herramienta de denuncia y difusión en masa de vejámenes cometidos por los Estados.

En 2020 los asesinatos de George Floyd a manos de la Policía de EEUU y el de Javier Ordoñez por la Policía colombiana, solo por citar estos dos casos, no hubieran generado el grado de movilización y acción social que suscitaron, si las redes sociales no se hubieran encargado de difundirlos.

Como sociedad no podemos dejar pasar por alto la censura que ejercen las grandes compañías como Facebook y Twiiter, es claramente un asalto a la libertad de expresión que no puede ser permitido ni tolerado, por el contrario debe generar una lucha en torno al derecho que tenemos de expresarnos abiertamente.

______                                                                                                                                                                  

[1] Merkel califica de «problemática» la suspensión de Trump en redes sociales. DW, 11-01-2021.

[2] «Un punto de inflexión en la batalla por el control». RT, 8-01-2021.

[3] Cómo las redes sociales silenciaron a Trump, y el debate sobre la libertad de expresión que generó. BBC, 13-01-2021.

[4] Docudrama ‘el dilema de las redes sociales’. Netflix, 9-09-2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.