LA INTERFERENCIA ELECTORAL DE LOS FACTORES MALIGNOS

LA INTERFERENCIA ELECTORAL DE LOS FACTORES MALIGNOS

Comando Central (COCE)

La Narcocracia colombiana se alista para el fraude en las elecciones de marzo y mayo para garantizar que su régimen de dictadura mafiosa siga mandando, además desde Estados Unidos (EEUU) tienden una ‘cortina de humo’ al alertar sobre una supuesta interferencia electoral rusa.

Hace dos semanas Victoria Nuland la Subsecretaria de Estado de EEUU alertó en Bogotá sobre “la interferencia electoral rusa, y contra los actores malignos que Rusia alimenta para ganar influencia política”, declaraciones que encubren los reales factores de fraude electoral que amenazan a Colombia, tales como:

1- Carteles de narcotráfico: el del Ñeñe Hernández colocó a Duque en la Presidencia amenazando y comprando votos; el Consejo Nacional Electoral ni la Comisión de Acusaciones de la Cámara han investigado, ¿no es esta una Narcocracia?, ¿o solo lo fue Honduras entre 2009 y 2021?

2- Clanes y Partidos Políticos: como los del Caribe que acaban de quedar al desnudo con las denuncias de la Excongresista Aida Merlano, y siguen campantes sosteniendo la candidatura presidencial del Clan Char; maquinarias criminales que también pululan en las demás regiones del país.

3- Instituciones putrefactas: la Registraduría Nacional hace pocos meses agregó 5 millones de muertos al Censo Electoral, y la semana pasada la Registraduría de Cundinamarca dijo a su personal que “para renovarles el contrato deben tener plata o amigos políticos”, con estas instituciones hacen realidad que “el que escruta elige”.

4- Genocidio continuado: contra opositores políticos y organizaciones sociales que luchan por cambios que democraticen el país, recrudecido con el uso de escuadrones del narcotráfico como arma de Guerra contra el pueblo, que deja millones de víctimas y degrada a la sociedad colombiana, comenzando por las propias Fuerzas Armadas estatales, como se está conociendo estos días con los prontuarios criminales de los Narcogenerales Barrero Gordillo y Herrera Díaz.

Estos factores no tan benignos son amenazas letales para las elecciones y en general para la vida de la sociedad colombiana, así desde EEUU traten de decir que “la amenaza viene de afuera”, operación de desinformación que está condenada al fracaso porque el pueblo ya abrió los ojos, ha perdido el miedo y sigue dispuesto a luchar por una democratización radical del país, y por un Gobierno que sirva a las mayorías nacionales y no se subordine a imperio alguno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.