LA HORRIBLE NOCHE DE LA ESCLAVITUD

LA HORRIBLE NOCHE DE LA ESCLAVITUD

Rubén Vásquez

“Como mujer negra, mi política y afiliación política están ligadas y fluyen de la participación en la lucha de mi pueblo por la liberación, y con la lucha de los oprimidos en todo el mundo contra el imperialismo estadounidense”: Ángela Davis.

Un 21 de mayo de hace 171 años se declaró la abolición de la esclavitud en Colombia, formalidad que gesta la resistencia y persistencia por la vida de la Afrocolombianidad, que han sido la constante contra un sistema excluyente, mafioso, racista y desigual; hoy por hoy las carencias que sufren en materia de salud, educación, acceso al agua potable y la vulneración a los Derechos Humanos, desplazamientos, persecuciones son el pan de cada día, penuria que confrontan en su lucha por la dignidad.

Contra el racismo estructural

La lucha Cimarrona es la expresión de la lucha histórica contra la colonización, por la libertad de cerca de tres millones de afrodescendientes asentados en la región del Pacífico y parte de la costa Atlántica, es la construcción de la Nación Palenquera dentro la gran Nación colombiana; pero esta historia es la historia negada por el establecimiento, que hoy se opone a los cambios y a un nuevo Estado que reconozca los derechos de los más vulnerables; por ejemplo, no es casual que más del 15 por ciento de la población que ha sufrido desplazamiento interno sean integrantes de las comunidades afrocolombianas.

Setenta y cuatro años de la última fase de Guerra contra el pueblo colombiano explican el no reconocimiento y el atropello contra la vida de las comunidades negras, que a lo largo de la historia le han apostado a la vida con dignidad y libertad; que el 98 por ciento de la población afrocolombiana viva hoy en estado de pobreza extrema, es el fiel reflejo del viejo régimen excluyente y racista por superar.

Una heroína nacida en Malí

Casilda Cundumi Dembele nació en Malí en 1823 y murió en Palmira, Valle del Cauca, en 1945, fue una lideresa negra que comandó la fuga de los esclavos negros traídos de África a Colombia, transformando las masas negras en organizaciones Cimarronas, epopeya silenciada por la verdad oficial que oculta la memoria y las profundas raíces históricas de la resistencia Cimarrona, que en las plantaciones de caña de azúcar del Valle del Cauca, ubicadas a 900 kilómetros del puerto negrero de Cartagena de Indias, fueron el escenario para la organización y resistencia de los negros, quienes en grupos de Cimarrones huyeron a las montañas y se constituyeron en Palenques.

Casilda fue admirada por sus conocimientos de magia y medicina natural, devota de los dioses africanos se negó aceptar el cristianismo por considerarlo la religión de los verdugos y esclavistas; como mujer guerrera no agachó la cabeza ni se dejó humillar o maltratar por una persona blanca, siempre orgullosa de su raza y digna dueña de un espíritu libre y guerrero.

Sucesores de una lucha heroica

Benkos Biohó fue otro líder negro que encabezó la lucha antiesclavista en Cartagena de Indias y sus alrededores, fundador del Palenque de San Basilio población pionera de la libertad en América, que hoy tiene continuidad en la lucha por la defensa de los derechos ancestrales de las comunidades afrocolombianas, que ha ganado un digno reconocimiento como sujeto político que aporta a la búsqueda de la paz con cambios y la democracia para Colombia.

La lucha actual contra el capitalismo neoliberal inscrita en el surgimiento de la segunda ola progresista reclama el resurgimiento del interés por la tradición histórica de los orígenes del continente, proceso democrático en curso que junto a la discusión sobre el Norte Socialista, vuelven a plantear la necesidad de pensar y construir las formas de un buen Gobierno asentadas en las bases culturales de Nuestra América; las nociones sobre el Socialismo Raizal sembradas por el maestro Orlando Fals Borda, junto a la memoria histórica de la lucha contra la horrible noche de esclavitud que aún no cesa, se ponen al orden del día, ¡viva la lucha ancestral por la libertad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.