LA FALACIA DE LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA

LA FALACIA DE LA REACTIVACIÓN ECONÓMICA

Joseph Velasco Torres

El levantamiento de las medidas aislamiento y a su vez la apertura de muchos locales comerciales, ha generado un repunte en la actividad comercial de los diferentes mercados; sin embargo, es imposible hablar de reactivación económica sin que exista incremento del poder adquisitivo per cápita.

En 2020 el Banco Mundial (BM) afirmó que la caída de la economía por el impacto de la pandemia del Covid-19 era la más fuerte desde la Segunda Guerra Mundial, lo que generó un aumento drástico de la Pobreza Extrema global; el economista Josehp Stiglitz afirma que “las personas de menores ingresos son las más perjudicadas en las recesiones o crisis económicas” [1], a su vez el economista Thomas Piketty afirma que la desigualdad no es un caso aislado que solo se presenta en algunos países, quienes tienen más capital acumulado tienen la posibilidad de invertir más y en mayores cantidades para el beneficio propio, que el resto de la población” [2].

Solo reactivan las ganancias de los grandes empresarios

En Colombia como en gran parte del mundo hace meses vienen hablando de “reactivación económica”, haciendo referencia a las medidas impulsadas por el Gobierno que en términos pragmáticos resultas ineficientes y regresivas, ya que están relacionadas con la extracción de más impuestos de las capas medias y bajas, y la creación de empleos precarizados que tienen salarios por debajo del mínimo y sin seguridad social.

Estas medidas solo buscan mejorar indicadores macroeconómicos como el Producto Interno Bruto (PIB) y aparentar una disminución de la tasa de desempleo formal mientras se agiganta el rebusque diario o “empleo informal”; estas son medidas efectistas de impacto mediático sin impacto económico real, muy distantes de mejorar la capacidad adquisitiva per cápita.

¿Qué medidas económicas para la reactivación son eficaces para mejorar la situación de las decenas de millones de colombianos, que tienen ingresos miserables y viven en condiciones de penuria extrema?, diferentes economistas coinciden en que la reactivación económica no se puede medir únicamente en base al PIB; John Maynard Keynes plantea que para que la reactivación económica sea efectiva se requiere de una intervención estatal que estimule la demanda agregada, es decir, aumentar el poder adquisitivo para que las personas puedan consumir más y ahorrar, esto genera mayores niveles de ocupación y la dinamización de los mercados, que constituyen la base de la reactivación económica real.

El Gobierno en lugar de estimular el consumo de la población que generaría mayor empleo, producción y mejores salarios, debilita la capacidad de compra de la gente y los arroja a trabajos precarizados con baja carga salarial, desde luego este tipo de medidas son favorables a los intereses mezquinos de los grandes empresarios, ya que al disminuir el pasivo salarial por rebote se incrementa el margen de utilidades del capitalista.

Medidas que reactivarían la economía

1. El Ingreso Básico o Renta Básica Universal es una medida proteccionista de la economía que contribuye a la fluidez de capital líquido y por ende favorece la reactivación económica; el esfuerzo entre el Estado y la Comunidad es recíproco, y la política pública de asistencia social debe estar acompañada con el impulso de programas de organización comunitaria que vayan más allá de los Decretos Legislativos y fortalezca las economías propias.

2. Establecer un sistema de recolección de impuestos progresivo, es decir, que quienes más capital posean sean quienes tributen más.

3. Se requiere de una economía sólida y sustentable que no sea dependiente de economías foráneas, desde luego esto implica inversión social integral y el fortalecimiento de la producción nacional.

4. Para que un país sea productivo debe tener un régimen laboral democrático y bien definido que incentive la generación de puestos de trabajo y la protección social a los trabajadores, por ende, es necesaria la formalización del empleo –legalizar el rebusque– y la nivelación salarial positiva de los empleados que devengan por debajo del salario mínimo.

La solución es cambiar la política económica

El aumento del salario mínimo que elogian como uno de los históricos en el país, no es más que una cifra inflada que sirve para la demagogia política del Gobierno para mejorar su imagen, ya que la inflación y la depreciación del Peso hacen este aumento insuficiente para solventar el actual costo de vida; en Colombia el alza del precio de los alimentos fue de 15,3 por ciento, el triple que en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) [4].

Superar la crisis económica implica Reformas estructurales a los sistemas fiscal, tributario y productivo; además la dinamización de la economía requiere un modelo económico que tenga como base el aumento del poder adquisitivo per cápita, el desarrollo integral y el fortalecimiento del sistema productivo nacional.

____

[1] El precio de la desigualdad: El 1 por ciento de la población tiene lo que el 99 por ciento necesita. Joseph Stiglitz, 11-06-2012.

[2] El capital en el siglo XXI. Thomas Piketty, 30-08-2013.

[3] El fin de la Pobreza: Cómo conseguirlo en nuestro tiempo. Jeffrey Sachs, 30-12-2005.

[4] Inflación alcanza máximo nivel en 25 años entre países de la Ocde. La Jornada, 12-01-2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.