LA DIEZMADA REFORMA TRIBUTARIA

LA DIEZMADA REFORMA TRIBUTARIA

Chavela Villamil

La Reforma Tributaria (RT) que cursa en el Congreso busca acabar décadas de favorecimiento tributario a las mega empresas y desarrollar una tributación redistributiva y equitativa; pero los gremios económicos han logrado conservar privilegios y disminuir el monto de lo que deben tributar.

La RT que cursa en el Congreso pretendía recaudar 25,9 billones de Pesos e implementar un conjunto de medidas dirigidas a fortalecer la tributación de los sujetos con mayor capacidad contributiva, sin embargo, ha venido sufriendo recortes que diezman el recaudo aproximadamente en 22,9 por ciento de lo planteado inicialmente.

La plutocracia y los gremios logran recortes

El Presidente de la Comisión Tercera del Senado afirmó que “la RT ya va en 20 billones porque cada sector ha pedido que le bajen un poquito y hemos consensuado, tenemos la intención es hacer una RT lo más democrática posible” [1]; estas son las principales modificaciones a la RT que diezman su recaudo en cerca de 5,9 billones de Pesos:  

a) Impuesto a la industria extractiva: el proyecto original proponía que se gravara con un impuesto de 20 por ciento a las exportaciones de carbón (87 dólares la tonelada), y petróleo (88 dólares por barril) sobre los ingresos obtenidos; tras la modificación el gravamen quedo en 10 por ciento y la tasa representativa quedó en 80 dólares la tonelada de carbón y 71 dólares el barril de petróleo.

b) Bebidas con bastante azúcar y alimentos ultraprocesados: no se gravarán las bebidas que contengan menos de seis gramos de azúcar por cada 100 mililitros, las que tengan entre 6 y 10 gramos tendrían una tarifa de 18 Pesos por cada 100 mililitros y las que tengan más de 10 gramos pagarían 35 Pesos, la propuesta inicial tenía como margen de referencia 4 gramos de azúcar; en cuanto a los alimentos ultraprocesados la tarifa de 10 por ciento sobre el precio de venta se mantiene pero solo aplicaría para los grandes productores, las panaderías y productores pequeños estarán exentos de pagar este gravamen.

c) Sistema financiero: el Proyecto original contemplaba dejar de manera permanente la sobretasa de 3 por ciento a las instituciones financieras, la modificación realizada en el Congreso contempla que siga siendo transitoria y la sobretasa sea de 5 por ciento.

d) Impuesto al patrimonio: la propuesta original contemplaba establecer un impuesto permanente al patrimonio de uno por ciento, con un esquema de tarifas marginales a partir de patrimonios de 3.000 millones de Pesos; la nueva propuesta plantea una tarifa adicional de 1,5 por ciento para patrimonios de más de 10.000 millones, que es de 1,5 por ciento, pero habrá un periodo de cuatro años en el que se actualizará el valor de las propiedades, por lo que el recaudo sería menor en los primeros años.

¿Es posible gastar más con menos recaudo?

El sistema tributario colombiano se basa en lo que se denomina ‘captación por nicho masivo’, es decir, trata de captar dinero del mayor número de personas posibles, y en esta ocasión centra la prelación del recaudo en las personas naturales y jurídicas de mayores ingresos y patrimonio.

La disminución en la tasa de tributación complejiza el déficit fiscal existente ya que la proyección del gasto y el Presupuesto General de 2023 tuvieron un incremento considerable, sobre una base tributaria dos veces mayor a la que se estima que se recaudará; esto obliga a disminuir el Gasto Corriente (burocracia, Guerra, pago de intereses de la Deuda Externa), por ejemplo, reducir ostensiblemente los gastos burocráticos y centralizar funciones para evitar cargos innecesarios por duplicación de funciones.

Cambios estructurales urgentes

Disminuir la brecha de desigualdad implica no solo un incremento en el recaudo tributario sino que lo recaudado sea invertido en Gasto Social; además requiere modificar el modelo de tributación en aras de que este sea redistributivo y equitativo, es decir, que las personas naturales y jurídicas con grandes capitales aporten acorde a sus utilidades y patrimonios netos, de esta forma se puede incrementar el Gasto Social y mejorar las condiciones de vida de las capas sociales más excluidas y empobrecidas.

Cualquier propuesta de Reforma Tributaria, Financiera o Fiscal que busque mitigar la brecha social y disminuir el Déficit de Gasto Social, es inocua mientras no se disminuya el Gasto Corriente y en especial no se rompa la lógica antifinanciera de una Deuda Externa impagable que asfixia el PIB nacional; además la política económica del país debe estar fundada en favorecer a todos los colombianos, en especial en subsidiar capas bajas de la sociedad, de igual forma el desarrollo respetuoso del medioambiente debe tener como eje central el aumento del poder adquisitivo per cápita, y la disminución de los beneficios fiscales y tributarios a los grandes empresarios.

___

[1] El recaudo de la Reforma Tributaria de Colombia habría caído a 20 billones de Pesos. Forbes, 27-09-2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.