GUERRILLERAS DESDE MUY JÓVENES

GUERRILLERAS DESDE MUY JÓVENES

Milay Villamizar, Guadalupe, Kamelia

En estos días que rememoran las luchas de las mujeres socialistas de hace más de un siglo, las guerrilleras elenas escriben sus vivencias como revolucionarias en lucha por la liberación nacional y el socialismo.

MILAY VILLAMIZAR

Somos mujeres elenas en un proceso de transformación, apuntando a ser la Mujer Nueva con esperanza y sueños libertarios, algunas nos hemos atrevido a romper las cadenas de los estigmas que nos ha impuesto esta sociedad, nos atrevimos a pensar diferente, asumiendo todos los riesgos y retos que implica esta grandiosa importante decisión.

Aquí en nuestro espacio de mujeres luchadoras nos hemos formado en valores, constancia, sueños y esperanzas sin perder nuestro horizonte; no ha sido fácil como todas sabemos, venimos de una cultura patriarcal donde el machismo ha sido factor predominante, pero nos hemos dado a la tarea desde aquí, nuestro ELN, iniciar nuestra transformación desde las entrañas de las elenas y los elenos empezando con el cambio interior.

Cuando ingresamos a nuestra organización tuvimos miedos, vacíos y expectativas, pues el despegarnos de nuestra familia, hijos, esposos, amigos, amantes, fue duro pues creía no poder empezar y terminar con nuestra ardua tarea de ser mujeres guerreras revolucionarias elenas de tiempo completo, en que ser libre no es solo deshacerse de las cadenas propias, sino vivir de una forma que respete y mejore la libertad de los demás.

GUADALUPE FRENTE URBANO CGVV

Es impredecible contar la vida cotidiana de una mujer revolucionaria en el ELN, ya que está compuesta de muchas actividades, lo que sí puedo compartir es que es una vida maravillosa llena de experiencias y de formación día a día para seguir aportando cada vez más a este proceso, somos mujeres que desarrollamos diferentes actividades y responsabilidades, siempre aportando lo mejor de nosotras.

Hay días muy alegres y otros llenos de melancolía, ya que la gran mayoría tenemos nuestras familias e hijos a los cuales extrañamos mucho, pero a la vez nos llenamos de satisfacción al recordar que estamos luchando por un mejor futuro para todos, por esto somos mujeres guerrilleras revolucionarias en pie de lucha.

KAMELIA

En particular yo como mujer luchadora guerrillera internacionalista agradezco este espacio que se me da, porque es importante estar intercambiando y debatiendo distintas situaciones y temas, ya que como mujeres luchadoras guerrilleras somos históricamente parte importante de los procesos revolucionarios que lleva el país.

Parto explicando que soy un ser humano, mujer, soy y pertenezco a una comunidad indígena, creo que es importante explicar que como seres humanos a diferencia de los animales, nosotros tenemos la capacidad de hablar, comunicarnos, comprender, comprendernos y actuar según un pensamiento y así reflexionar que vivimos en un planeta que está compuesto por tierra, sol, agua, oxígeno y seres vivos como las plantas y animales que cumplen un ciclo natural en el planeta.

Creo que como seres humanos cada uno de nosotros como ser pensante debe preguntarse, ¿quién es?, ¿si es un ser humano mujer?, ¿o si es un ser humano hombre?, el ser humano debe quererse como persona, debe aceptarse queriendo el color de su piel, el color de su pelo, debe aceptar su sexo y debe conocer y respetar su cuerpo, es importante y necesario hacernos estas preguntas para el bien estar, para el bien sentir, para el buen vivir, pienso que no es necesario como mujer, como hombre, hacernos cambios físicos, como cirugías o inyectarnos drogas para sentirnos por unas horas el más fuerte, el invencible.

Creo que como seres humanos nuestro cuerpo está formado naturalmente para vivir en armonía con el planeta, creando una conciencia de ocupar lo justo y necesario para cumplir nuestro ciclo de vida, el conocernos y aceptarnos nos lleva a entender mejor que nacemos un día por naturaleza, al igual que una planta, al igual que los animales.

Creo que todas estas formas y pensamientos nos ayudan a entender lo que somos hoy y lo que queremos ser mañana como pueblo, como sociedad, a través de lo real, respeto y sinceridad mutua, por tanto lo real y actual es que no necesitamos empresas o ser dueños de ellas, tales como empresas petroleras, empresas como pesqueras, minas de oro y monocultivos; estas empresas actualmente están afectando el normal y natural funcionamiento del planeta, destruyendo la capa de ozono, produciendo gran contaminación y grandes sequías.

Este pensamiento y forma de vida occidental que viene de familias burguesas, que es aceptada y administrada por un Estado-Gobierno de turno, que con su sistema de leyes nos educa para explotarnos; yo personalmente como ser humano mujer, lucho por un futuro de igualdad y democracia, porque creo que existe actualmente un problema de Estado, donde no existe voluntad política, donde estos Estados capitalistas privilegian el dinero y el ingreso de empresas extractivistas sobre los derechos de los seres humanos.

También creo que es necesario hacer un análisis más profundo y complejo, ampliar la lucha, reconocer el patriarcado como la base fundamental de la explotación de las personas y combatirlo nacional e internacionalmente, esto tiene que ver con todas las decisiones conscientes que tomamos como seres humanos cada día, aquello que nos conecta con quienes somos realmente, con nuestra esencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.