GUERRA FRÍA, CONTRAINSURGENCIA, ¿Y LA PAZ?

GUERRA FRÍA, CONTRAINSURGENCIA, ¿Y LA PAZ?

Hernando Martínez

Desde 2011 Estados Unidos (EEUU) clasificó a Rusia y China como amenazas para su seguridad, por esto en 2018 incrementó sus acciones de Guerra Híbrida a nivel global, y en la región asignó al régimen colombiano misiones de Guerra Intermediada (Proxy War).

Los EEUU atizan una nueva Guerra Fría encubriéndola con supuestas políticas de protección de los Derechos Humanos (DDHH) y la democracia [1], que usa para caracterizar como dictaduras violadoras de DDHH a los países que no sirven a sus intereses.

En 2018 EEUU intensificó su Programa de Fuerza de Asistencia (SFA por sus siglas en inglés) a las Fuerzas Armadas (FFAA) de todos los países que estén bajo su hegemonía, asignando Brigadas especializadas a sus 5 Comandos territoriales diseminados por todo el planeta, a cumplir tal misión arribó a Colombia una Brigada Sfab a mediados de 2020.

Guerra híbrida en la región

En los albores de este siglo los pueblos establecieron Gobiernos soberanos en Nuestra América, quienes se propusieron construir una región soberana y en paz, y buscaron la integración política fundando la CELAC y la UNASUR; impulso que EEUU buscó neutralizar con la contraofensiva recolonizadora inaugurada con el Golpe de Estado en Honduras en 2009, continuada con Golpes parlamentarios y judiciales en Paraguay, Brasil y Bolivia.

En los países donde el poder popular y la soberanía están más arraigados el imperio no ha podido derrotar a sus Gobiernos soberanos, aún empleando métodos de Guerra Híbrida [2], junto a promover el bloqueo financiero y comercial, ejecutar acciones militares encubiertas con sabotaje y asesinatos, y buscar el aislamiento internacional para provocar revueltas internas que justifiquen sus “intervenciones humanitarias”.

En el Caribe EEUU concentra sus acciones de Guerra híbrida, agresiones dirigidas contra Cuba, Nicaragua y Venezuela, pero también busca desvirtuar la independencia de los Estados Insulares, además de mantener la subordinación de los regímenes colombiano, hondureño y panameño, usados como principales bases de su despliegue militar.

El peón de ataque colombiano

En 2011 los EEUU ejecutaron la reingeniería del Ejército colombiano, lavado de imagen que llevó el nombre de Doctrina Damasco, para dejar de ser una fuerza militar estructurada para la contrainsurgencia interna y transformarse en un Ejército capacitado para operaciones de intervención delegada, como nuevo miembro de la alianza de Guerra de la OTAN, de la que es integrante desde 2018.

Con la desmovilización de las FARC en 2016 el país entró en un nuevo ciclo de Guerra interna que le implica al régimen adelantar dos esfuerzos bélicos: el contrainsurgente con 5 zonas de intervención integral, que cuenta con la asesoría operativa de las Sfab y las operaciones delegadas por el Pentágono ejecutadas con maniobras de amenaza hacia los países vecinos.

El régimen colombiano al ser país socio de la OTAN está obligado a adquirir capacidades para operar con otros Ejércitos socios en operaciones bélicas por fuera del territorio nacional; que le exige entrenamientos y maniobras conjuntas con el Comando Sur de EEUU en desarrollo desde 2020, la más reciente inició en julio pasado con bombardeos realizados en territorio colombiano usando aviones F-16 de EEUU, que se suman a las misiones de reconocimiento aéreo sobre Venezuela iniciadas desde antes [2].

Otras operaciones contra el vecino país fracasaron en 2020 como la realizada con Guaidó y los Rastrojos, y la operación Gedeón adelantada entre la DEA y el Cartel narcotraficante de alias La Silla; el mes pasado el Gobierno de Bogotá utilizó una narrativa de supuesta complicidad del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela con el aparente atentado al helicóptero presidencial [3].

La salida es la paz

El plan de EEUU para derrocar al Gobierno venezolano fracasó y con él se hundió la política agresiva contra su vecino encargada el régimen colombiano, hoy todas las fuerzas de oposición venezolanas están dialogando con el Gobierno Bolivariano [4], igualmente está colapsando el denominado Grupo de Lima al que tenían encomendado acciones de aislamiento que no prosperaron, un desprestigio semejante sufre la OEA.

En Nuestra América los pueblos en lucha vienen recobrando Gobiernos, Constituciones e instituciones, abriendo posibilidad de retomar la unidad y la integración regional para tratar en términos de igualdad con las potencias desde los mecanismos de integración; esfuerzo que va dirigido a hacer de esta una región soberana y en paz.

_____

[1] ¿Responsabilidad de proteger? Rebelión, 29-07-2021.

[2-3] Guerra híbrida: ¿una oportunidad para la colaboración OTAN-UE? Revista de la OTAN, 22-06-2014.

[4] ¿Que hay detrás del atentado a Duque? Canal de Youtube de María Jimena Duzán, 26-07-2021.

[5] Gobierno de Venezuela se declara listo para diálogo con oposición en México. TeleSur, 23-07-2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.