EN ABRIL, PAROS MIL

EN ABRIL, PAROS MIL

Raúl Contreras

En su declaración del Primero de marzo el Comité Nacional de Paro (CNP) llamó a reactivar la movilización social y convocó a un Paro Nacional a finales de abril, que distintas organizaciones proponen convertirlo en un rechazo nacional al mal Gobierno.

El CNP además convocó a participar en el Tribunal Permanente de los Pueblos del 24 de marzo, en la Sentatón por la Dignidad Agropecuaria del 24 de marzo y en los actos que se realizarán a propósito de la remembranza del 9 de abril como Día de las Víctimas en Colombia.

Sobran motivos

El Paro Nacional convocado para el 28 de abril sería una primera movilización para enfrentar la agravada situación que está dejando la crisis económica, agudizada por el Covid-19 y las políticas antisociales del actual Gobierno, que favorecen a los banqueros y grandes empresarios mientras sacrifican a la clase media, los sectores empobrecidos y a las pequeñas y medianas empresas.

Las movilizaciones se proponen enfrentar y modificar la antinacional y lesiva política del tercer Gobierno de Uribe frente a los intereses de las mayorías del país, rechazan sus políticas contrarias a los caminos  de paz, a la vez que crecen las protestas frente al recrudecimiento de la persecución del régimen, expresada entre otras en el aterrador incremento de las masacres, el asesinato de 1.148 líderes sociales y de 258 ex combatientes desde la firma de los Acuerdos de Paz de 2016 [1]. 

La protesta social también busca presionar al Gobierno a dialogar con el movimiento social, a  negociar el Pliego presentado por el CNP desde el año anterior, que propone adoptar la Renta Básica, desistir de los puntos más regresivos de la tercera Reforma Tributaria y de la Reforma a las Pensiones, en las que ampliarán la base tributaria, extenderán el IVA a nuevos productos de la Canasta Familiar, gravarán las pensiones y otorgarán nuevos beneficios a los más ricos y a las grandes corporaciones.

La unidad hace la fuerza

El Paro Nacional al igual que el resto de movilizaciones que están convocando requieren fortalecer los procesos unitarios, los espacios organizativos nacionales y regionales y a la vez la decisión, el entusiasmo y el compromiso con la movilización y la lucha de calle, esta es la principal y mayor fortaleza y presión para enfrentar las desastrosas políticas del presente Gobierno, y para propiciar nuevas situaciones en el país,  ayudará también a fortalecer las opciones no oligárquicas en las próximas contiendas electorales del 2022.

_____

[1] Asesinato de líderes sociales y ex combatientes desde la firma del Acuerdo de Paz. Indepaz, 12-03-2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.