EL GOBIERNO ATACA LAS RESERVAS FORESTALES

EL GOBIERNO ATACA LAS RESERVAS FORESTALES

Omaira Sáchica

Duque desde que llegó a la Presidencia infructuosamente ha intentado revivir la fumigación con Glifosato e imponer el Fracking, en sus últimos meses de Gobierno enfila fuerzas para permitir a las multinacionales la expoliación del oro, el cobre y el petróleo destrozando los bosques y las aguas.

Los bosques y las selvas además de proveer oxígeno y dar origen a diferentes afluentes hídricos, capturan los Gases de Efecto Invernadero (GEI) como el dióxido de carbono, evitando que se acumulen en la atmósfera y aumenten el Calentamiento Global; según cifras del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible a causa de la deforestación en el 2020 se perdieron 171.685 Hectáreas (Ha) de bosque, así mismo durante el primer semestre del año anterior se perdieron 64.500 Ha [1].

Duque acaba de autorizar el inicio del Fracking en Puerto Wilches en junio próximo, dos meses antes de terminar su administración y cuando ya esté elegido el Presidente que lo va a reemplazar, aprovecha este interregno en que hay dos Presidentes y nadie responde, para ‘raspar la olla’ a favor de la Corporación petrolera gringa Exxon.

Licencia para matar los bosques

El 28 de enero el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible sancionó la Resolución 110 de 2022, a través de la cual establece “los requisitos y procedimientos para la sustracción de área de las Reservas Forestales Nacionales y Regionales” [2]; los artículos 4 y 5 de esta resolución dan vía libre para que las multinacionales realicen actividades extractivas, y expoliación de bienes naturales en áreas protegidas o de Reserva Forestal.

Artículo 4: “Para la aplicación de la presente Resolución se define como sustracción: levantamiento de la figura legal a un área debidamente delimitada de la Reserva Forestal para adelantar un proyecto, obra o actividad de utilidad pública e interés social”.

Artículo 5: “actividades que requieren sustracción temporal: 2) los proyectos de perforación exploratoria de hidrocarburos, que requieran o no la construcción de accesos e infraestructura asociada; 4) los estudios, trabajos y obras de exploración y explotación mineras, tempranas o iniciales, siempre y cuando estas actividades requieran aprovechamiento forestal, remoción de cobertura boscosa y generen fragmentación o degradación de bosques”

Saqueo con ilegalidad

Las áreas de Reserva Forestal están constituidas mediante la Ley Segunda de 1959 y están orientadas para el desarrollo de la economía forestal y protección de los suelos, las aguas y la vida silvestre; además, la Sentencia C-649 de 1997 ratifica que “las Reservas Forestales son áreas de conservación donde está establecido la protección y el funcionamiento forestal del país”.

El ambientalista Alberto Benavides afirma que, “lo que estamos viendo es que se amplía la deforestación y las licitaciones mineras, además, los ecosistemas estratégicos y estos lugares claves con relaciones entre ecosistemas y comunidades, constantemente están siendo agredidos por estas Resoluciones y en últimas generando la privatización y la venta de los ecosistemas” [3].

El Exministro de Medioambiente Manuel Rodríguez sostiene que, “es preocupante la simplificación de las Reservas Forestales que da el Artículo 5, el problema radica en que se eliminan los requisitos para levantar una reserva forestal (que incluye la presentación del estudio de evaluación ambiental), además, se desconoce que una zona deforestada podría exigir su restauración en virtud de sus valores ecológicos» [4].

Julia Miranda Londoño Exdirectora de Parques Nacionales Naturales de Colombia manifestó que, “la decisión del Ministerio del Medio Ambiente es grave porque abre las puertas a la exploración minera en las Reservas Forestales, sin ningún reparo, poniendo en riesgo los bosques, la biodiversidad, el agua y a las comunidades que protegen sus territorios» [5].

Van por el oro y el cobre de la cordillera Occidental

En los años 80 del siglo pasado un estudio colombo-alemán sobre la cordillera Occidental encontró que en la ladera oriental de las aguas que fluyen al río Cauca, se encuentra un prolongado cinturón de vetas de oro que pasan por La Colosa en el Tolima y llegan hasta Paramillo pasando por Buriticá en Antioquia; mientras que la vertiente occidental de las aguas que fluyen al océano Pacífico contiene otro cinturón metálico de cobre mezclado con otros metales como molibdeno, el que inicia en el Cauca y llega hasta Acandí en el Chocó; tales cinturones de metales se encuentran en los nacederos de las aguas y localizados en medio de inmensos bosques de selva tropical húmeda, ver mapa.

Una vez los burócratas del Ministerio de Ambiente expidieron la Resolución 110 la compañía canadiense Rugby Mining declaró triunfante que:

1- iniciará perforaciones en junio en la propiedad de 3.000 hectáreas que posee en el nororiente de Quibdó, Chocó, llamado Proyecto Cobrasco que tendrá una duración de 10 años,

2- la Resolución la autoriza a perforar sin que el Gobierno considere que está cambiando el ‘uso del suelo’, así estas perforaciones las haga en zonas de Reserva Forestal,

3- cuenta con el visto bueno de la comunidad que posee los Títulos Mineros, tras “haber realizado la Consulta Previa Informada” en mayo de 2013,

4- realizó estudio que demuestra que “las perforaciones no dañarán los acuíferos” [6].

Es catastrófica esta Resolución que autoriza a la gran minería a destrozar bosques y acuíferos, que además miente al país sobre los daños ambientales que causará a cambio de mínimos beneficios que recibirá Colombia, lleva a preguntarnos ¿cuánto fue el soborno que recibió el Viceministro Francisco José Cruz Prada que firmó este esperpento?, esta colusión con extranjeros para hacerle daño a la nación perfectamente tipifica el delito de traición a la patria.

Modelo productivo no extractivo

El cambio climático es una consecuencia directa del sistema capitalista de producción, por tanto, es imposible detener la debacle medioambiental mientras no transformemos el modelo económico depredador de recursos ambientales.

El Desarrollo Sostenible es un eufemismo utilizado por los Estados y las multinacionales para justificar la expoliación de bienes naturales, para acumular riquezas en contra de la vida en el planeta; por esto Duque en su despedida entrega a saqueadores los bienes naturales de Colombia, para servir a la minoría plutocrática y a las multinacionales extractivas, que no admiten territorios vedados para su depredación.

Es inaplazable un cambio de las políticas económicas y ambientales, en que la prioridad sea impulsar la producción nacional, para dejar de exprimir riquezas con la explotación acelerada de minerales e hidrocarburos, así la preservación ambiental se convertiría en un eje estratégico en armonía con el sistema productivo nacional.

____

[1] Los desafíos ambientales de Colombia en el 2022. Mongabay, 10-01-2022.

[2] Resolución 110 del 28 de enero de 2022. Ministerio de Ambiente.

[3-4] Resolución de Minambiente facilitaría la minería en reservas forestales. Mongabay, 04-02-2022.

[5] La resolución que permitirá la exploración minera en reservas forestales. API, 03-02-2022.

[6] Comunicado. Rugby Minning Company, 7-02-2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.