CAEN OTROS NARCOGENERALES ALFILES DE URIBE

CAEN OTROS NARCOGENERALES ALFILES DE URIBE

Himelda Ascanio

Ahora que es inocultable la degradación de las Fuerzas Armadas (FFAA) por su colusión con narcotraficantes, el régimen vuelve a decir que apenas tiene “manzanas podridas”, es el árbol que comenzó a pudrirse en 1971 con el inicio de la fracasada Guerra contra las drogas.

Estados Unidos (EEUU) con la excusa de la Guerra contra las drogas interviene en el Conflicto colombiano, en mayo de 2020 envió la Brigada de Asistencia de Fuerza de Seguridad (Sfab, por sus siglas en inglés) encargada de asesorar a las FFAA en la articulación de narcos, mercenarios, paramilitares y empresas privadas de seguridad en el recrudecimiento de la Guerra contrainsurgente, que elimina opositores políticos a través de asesinatos selectivos de líderes sociales, masacres, desplazamiento forzado y despojo.

La Iglesia y organizaciones interétnicas del Chocó y Antioquia enviaron el 21 de enero una carta a Duque, solicitando un espacio de diálogo para informar sobre las Misiones Humanitarias que documentaron la colusión entre las FFAA y narcoparamilitares, operaciones que tienen el 77 por ciento de población en riesgo, a su vez rechazan que altos mandos militares adelanten acciones jurídicas que les exigen retractación por estas denuncias [1].

El Ministro del Interior calificó las denuncias de “falsas y extravagantes”, declaraciones que obligaron a cancelar la reunión prevista con el Gobierno para el 19 de febrero; la Comisión Episcopal de Pastoral Social agradeció la solidaridad recibida, en momentos en que las instituciones pretenden desconocer la dura realidad de las comunidades de los diferentes municipios del departamento [2].

Barrera un Narcogeneral uribista

Las investigaciones concluyeron que el General Leonardo Barrero Gordillo alias El Padrino, es el jefe del narcotraficante Matamba el capo del Cartel La Cordillera, que monopoliza la base de cocaína del sur del país y la exporta por las costas de Nariño en lanchas rápidas y semisumergibles hacia Europa y EEUU, para mantener su dominio decide el nombramiento de Comandantes de Batallones y del personal de inteligencia, inventa falsos operativos contra Matamba y elimina a otros capos que intentan disputarle la zona [3].

Estas acciones eran coordinadas con el Coronel (r) Harry Leonardo Gómez Tabares alias Júpiter el Comandante del Batallón Boyacá, junto al General Wilson Neyhid Chawez Mahecha Jefe de Operaciones Conjuntas, para octubre de 2019 era el Comandante del Comando Conjunto No. 2 Suroccidente que opera en el Valle del Cauca, Cauca y Nariño; no es casualidad que para esa fecha otro Narcogeneral J. H. Herrera Díaz ya había desarrollado su alianza con la narcobanda de Los Pocillos.  

Barrero en 2005 fue Comandante de la Brigada XVI del Ejército con sede en Casanare, tiempo en el que perpetraron 20 asesinatos sumarios, entre 2006 y 2009 fue Comandante de la Brigada 29 y de la Sexta y Tercera División, entre 2012 y 2013 asumió como Comandante del Comando Conjunto No. 2 del suroccidente; en 2013 fue ascendido a Comandante de las Fuerzas Militares (FFMM) cargo del que fue destituido seis meses después, al conocerse una comunicación en la que ordenó al Coronel Robinson González del Río crear una mafia para desacreditar a jueces que investigaban violaciones de Derechos Humanos (DDHH), y hechos de corrupción cometidos por las FFMM.

En 2015 Barrera fue candidato por el Partido de Uribe el Centro Democrático para la Gobernación del Cauca, campaña que fue financiada por Alexander y Mauricio Duque traficantes de oro de Buenos Aires, Cauca, en 2017 fue aspirante al Senado por este Partido de ultraderecha, y entre noviembre de 2018 y agosto de 2021 recibió más de 380 millones de Pesos por cuatro contratos en la Dirección de DDHH del Ministerio del Interior. 

Duque en 2019 intentó nombrar al General (r) Leonardo Barrero Gordillo como Director del Plan de Atención Oportuna (PAO) encargado de la seguridad de los líderes sociales amenazados, acción que fue rechazada por las organizaciones sociales por su responsabilidad en Falsos Positivos y la estigmatización contra Marcha Patriótica, pese a ello fue asignado como enlace entre las FFMM y las organizaciones sociales [4].

Dairo Antonio Úsuga alias Otoniel el 17 de febrero en versión libre que rindió ante la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad (CEV), aseguró que el General Barrero lleva décadas trabajando a sueldo para los narcoparamilitares, desde que era Teniente Coronel y Comandante de Batallón en Urabá, luego en el Batallón Junín N° 33 en Córdoba y también en Casanare, participó en narcotráfico, minería ilegal, tráfico de personas por el Golfo de Urabá, todas operaciones conjuntas con la mafia [5]; la sesión fue abruptamente interrumpida por la Inteligencia de la Policía (Dijín) y posteriormente la información fue robada del apartamento del investigador de la CEV.

General Herrera con narcobanda propia

Por denuncias de la Revista Cambio se conoció que el General Jorge Hernando Herrera Díaz en una reunión en julio de 2019 en la sede de la Brigada 29 del Ejército en Popayán, admitió ante sus subalternos que mantenía alianzas con la narcobanda Los Pocillos: “estos manes (Pocillo y Caliche), siguen manejando el narcotráfico, yo me reúno con ellos, ellos vienen acá, hablan conmigo” [6], esta narcobanda controla la exportación anual de 150 toneladas de cocaína por el Cañón del río Micay, Cauca. 

En esa reunión Herrera revictimiza a la Asociación Campesina de Trabajadores de Argelia (Ascamta) a quien acusa de pertenecer a la guerrilla, porque en 2019 se movilizaron y pidieron la salida del Ejército de Argelia y El Tambo por sus nexos con bandas de narcotráfico, además denunciaron que en abril de 2020 Los Pocillos efectuaron una emboscada contra otro grupo de Exfarc, donde asesinaron a dos menores de edad, crímenes de Guerra que la Birgada 29 se adjudicó y calificó como una acción legítima [7].

Herrera Díaz fue patrocinado por el Centro Democrático quienes impulsaron sus ascensos dentro de la carrera militar, el 19 de julio de 2019 a través del Decreto 1294 recibió de Iván Duque la máxima condecoración de la Orden de Boyacá, también Ernesto Macías lo postuló ante la Comisión Segunda del Senado para ascender a Mayor General, el 4 de noviembre de 2021 el Ministro de Defensa Diego Molano firmó su ascenso mediante el Decreto 1409, y lo nombró Comandante de la Sexta División del Ejército que opera en Amazonas, Caquetá, Vaupés y Putumayo [8].

Perseguidos y asesinados

César Augusto Tamayo Ruiz hijo de un excombatiente el 6 de febrero los narcoparamilitares atacaron su vivienda en Floridablanca, Santander; es el segundo atentado que le hacen en menos de 6 meses.

William Espinoza Braga Presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) de la vereda Monserrate, Arauca, el 17 de febrero fue víctima de un atentado con arma de fuego en el que asesinaron a su hijo.

Steven Loaiza era miembro de la Asociación de Comerciantes y organizador de la Marcha Contra la Violencia programada para el 24 de febrero, fue asesinado el 18 de febrero en la calle El Trapiche en Buenaventura, Valle del Cauca.

_____

[1] Entrevista a Juan Carlos Barreto, Obispo de Quibdó. Grupo Kavilando, 14-02-2022

[2] Gobierno «desconoce la dura realidad de las comunidades»: obispos del Chocó. Caracol Radio, 19-02-2022.  

[3] Gral. (r) Leonardo Barrero, excomandante de FF.MM., sería ‘El Padrino’ del Clan del Golfo: Fiscalía. Blu Radio, 15-02-2022.

[4] Los cuestionamientos al General Barrero, el designado para proteger a líderes sociales, El Espectador, 29-01-2019.

[5] ¿Quién le teme a Otoniel? Cambio, 20-02-2022.

[6] “Esta es la puta guerra”: General reconoce alianza con narcotraficantes para enfrentar disidencias de las Farc. Cambio, 11-02-2022.

[7] La confusa emboscada del Ejército en la que murieron dos menores de edad en el Cauca. El Espectador, 22-06-2020.

[8] Joan Poe @JuanPoe Twitter, 14-02-2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.