BARBARIE POLICIAL PRODUCE IRA Y ASCO

BARBARIE POLICIAL PRODUCE IRA Y ASCO

Himelda Ascanio

En cerca de tres semanas de Paro Nacional la represión inclemente del régimen deja millares de víctimas, lo que ha hecho crecer el repudio a esta dictadura mafiosa y a sus cuerpos represivos, rechazo que traspasa las fronteras colombianas.

El régimen ha tratado de ocultar a toda costa la barbarie y la flagrante violación a los DDHH que ha impuesto desde el 28 de abril cuando inició el Paro Nacional; ante la gravedad de los desmanes de las Fuerzas Armadas (FFAA), estos abusos y crímenes se han convertido en noticia mundial y han recibido el completo rechazo de múltiples organizaciones, Estados y personalidades que exigen al Gobierno parar la matanza de manifestantes.

La plataforma Defender la Libertad ha documentado desde el 28 de abril hasta 13 de mayo las FFAA han perpetrado más de 2.500 crimines de lesa humanidad, 50 asesinatos de los que hay 10 personas sin identificar, 578 heridos de los cuales 37 tienen lesiones oculares y 82 son Defensores de DDHH, 87 casos de violencia basada en género de los cuales 16 son de violencia sexual, 1.460 detenciones arbitrarias sometidas a tortura y tratos crueles, 8 allanamientos ilegales y 379 desaparecidos [1].

Rechazo mundial al Genocidio

A través de una carta enviada al Secretario de Estado de los Estados Unidos (EEUU), 55 Congresistas de ese país le pidieron a su Gobierno suspender la asistencia directa a la Policía Nacional de Colombia que anualmente es de cerca de 200 millones de dólares, hasta que se apliquen mejoras reales en el uso de la fuerza, y el estado asuma la responsabilidad judicial por los casos de brutalidad policial que se han perpetrado en medio de las protestas [2].

El 12 de mayo Senadores y Representantes del Parlamento de Suiza enviaron una carta a Iván Duque en la que expresan su solidaridad con el pueblo colombiano, afirman que al Estado colombiano se le han hecho varios llamados internacionales por los casos donde las FFAA agreden a la población, y piden que estos sean investigados y juzgados por las instancias civiles; además, proponen promover una Misión Internacional Humanitaria que verifique la situación que se está presentando en el Paro Nacional [3]. 

En el Reino Unido más de 2.000 personas realizaron un plantón en la sede de la Embajada de Colombia en Londres, rechazando la respuesta militarista del Gobierno a la Protesta Social; de igual forma se desarrollaron concentraciones en solidaridad con el pueblo colombiano en la entrada principal de la sede de las Naciones Unidas en Ginebra, en Zúrich y Basilea, Suiza, también hubo en París, Madrid, Roma, Berlín, Hamburgo, Frankfurt, Bonn, Nueva York, Buenos Aires, Santiago de Chile, entre otras. 

El Arzobispo de Cali Monseñor Darío Monsalve en entrevista con La W Radio aseveró que, “los que trabajamos en la Pastoral Social y sabemos que es lo que está pasando, no podemos estar callados ante estos asesinatos sistemáticos, selectivos y direccionados para volver nada unos Acuerdos; vemos que están destruyendo los pocos territorios rurales que quedan, la gente no tiene derecho a los territorios porque estorban y le meten violencia por todos los lados” [4].

El chorro de muertos y perseguidos

Jorge Emilio Ramírez era enfermero, miembro de la Junta de Acción Comunal, y de la asociación de cafeteros de Santa Rita en Aipe, Huila, fue asesinado el 9 de mayo.

Aldinever Cruz Guaraca era líder comunal y mecánico, fue asesinado el 9 de mayo en su residencia ubicada en Santa Rita, Aipe, Huila.

Cecilia Valderrama era lideresa campesina del Cañón de las Hermosas e integrante de La Asociación de Mujeres de la vereda El Escobal (Asmues); fue reportada como desaparecida el 11 de mayo cuando se desplazó de su vereda al casco urbano de Chaparral, Tolima, el 12 de mayo encontraron su cuerpo sin vida.

Arvey Garcés Casamachin de 26 años, era ex combatiente articulado al Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación de Monterredondo en Miranda, Cauca, fue asesinado el 21 de mayo en la vereda Guatemala, su cuerpo está desaparecido.

Geovanny Cabezas Cruz de 18 años, era Guardia Indígena del Resguardo Las Pilas en Jamundí, Valle del Cauca, fue asesinado el 15 de mayo por narcoparamilitares del Clan del Golfo en el sector Los Caribes de Quinta de Bolívar. 

Cristian Torres Cifuentes era líder campesino del corregimiento Villa Baja en Leiva, Nariño,  coordinaba el Comité de Seguridad del Paro Nacional en ese departamento; desapareció el 14 de mayo cuando se movilizó hacia el casco urbano de Leiva para asistir una falsa reunión a la que sus asesinos lo convocaron, el 16 de mayo su cadáver fue encontrado en la vereda Santa Lucía; además varias de las personas participantes del Paro Nacional han recibido llamadas de desconocidos que los invitan a asistir supuestas reuniones de coordinación del Paro.

_______

[1] Boletín informativo 12. Campaña Defender la Libertad, 15-05-2021.

[2] Congresistas de EE. UU piden suspender ayuda directa a la Policía de Colombia. El Espectador, 15-05-2021.

[3] Parlamentarios suizos condenan represión en Colombia. Telesur, 12-05-2021.

[4] Debe cesar el uso de las armas: Monseñor Darío Monsalve. W Radio, 13-05-2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.