AUMENTA EL PIB Y NO SE REACTIVA LA ECONOMÍA

AUMENTA EL PIB Y NO SE REACTIVA LA ECONOMÍA

Chavela Villamil

Décadas de un modelo económico que monopoliza los medios de producción y las utilidades en una reducida élite, han desacelerado las economías y desequilibrado la Balanza Comercial, por tanto, el incremento en el Producto Interno Bruto (PIB) no implica mitigación del impacto económico global.

El Banco Mundial (BM) rebajó la proyección del crecimiento económico global en 0,9 por ciento dejándola en 3,2 por ciento para este año, por su parte el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó en 0,8 por ciento su proyección de crecimiento del PIB para 2022, dejándola en 3,6 por ciento.

El FMI afirmó que este año América Latina será la región de menor crecimiento económico, aunque exista un leve aumento respecto al año anterior pasando de 2,4 a 2,5 por ciento, hay un decremento de 1,1 por ciento respecto a la media global; en el caso de Colombia el PIB proyectado será de 5,8 por ciento, el doble de la media latinoamericana [1].

Incremento en las ventas no es igual a reactivación económica

El levantamiento de las medidas de confinamiento ha venido incrementando las ventas y la oferta de servicios, lo que ha generado un ligero repunte al PIB que en febrero llegó a 8,1 por ciento [2]; el aumento del PIB está jalonado por el incremento en las ventas de los sectores de comercio, alojamiento, servicios de comida y las actividades artísticas, en otras palabras, el repunte de la economía está basado en las ventas y el turismo, denominado en economía como un ‘evento de incremento de la demanda’, que es un aumento volátil sin capacidad de sostenerse en el tiempo.

El aumento de las ventas esporádicas u ocasionales contrasta con la inflación interanual que en marzo llegó a 8,53 por ciento, el costo de vida que llegó a 25,37 por ciento, la Tasa de Desempleo (TD) en febrero fue de 12,9 por ciento [2], el empleo informal es de 49,3 por ciento, la Deuda Externa (DE) llegó a 167.859 millones de Dólares, lo que equivale al 53,1 por ciento del PIB y el Déficit Fiscal asciende a los 105,7 billones de Pesos [3].

Disminuye el consumo, crece el hambre

Al desbordado aumento del costo de los productos básicos se une el aumento del costo de los servicios públicos, la energía eléctrica aumentó 14,6 por ciento, el gas 10,1 por ciento, el agua 8,9 por ciento, lo que lleva a que los servicios públicos se incrementen en 33,6 por ciento; este incremento se ha sentido con mayor fuerza en las capas bajas de la sociedad, por cuenta del desmonte de los subsidios que había otorgado el Gobierno durante la pandemia.

La inflación aunada al incremento de los servicios públicos y los combustibles, generó una desaceleración de la demanda de alimentos básicos durante febrero de menos 5,5 por ciento, y el consumo de ropa y calzado disminuyó en 65,8 por ciento [4]; en otras palabras, el alto precio de los alimentos y la pérdida de poder adquisitivo a causa de la inflación y el bajo salario, lleva a que los hogares opten por disminuir el consumo de productos básicos y dejar de comprar los que no sean del primer orden de consumo.

Reforma Económica estructural

La reactivación económica se consigue aumentando el flujo de dinero circulante y una tributación diferencial acorde al capital neto del contribuyente y con enfoque redistributivo, por tanto es necesario disminuir las exenciones a las grandes empresas e incrementar el poder adquisitivo per cápita; esto disminuye el margen de ganancia por utilidades netas pero incrementa los dividendos por aumento de la demanda, y obliga a las empresas a aumentar la capacidad de producción lo que genera nuevas plazas de trabajo, consolida los mercados y la reactivación económica.

La política económica del país debe estar fundada en favorecer a todos los colombianos, garantizar la sostenibilidad las capas medias y subsidiar capas bajas de la sociedad; además la dinamización de la economía requiere un modelo que tenga como base el aumento del poder adquisitivo per cápita, el desarrollo integral y el fortalecimiento del sistema productivo nacional.

___

[1] América Latina será la región de menor crecimiento según nuevos reportes del FMI. Valora Analitik, 20-04-2022.

[2] La tasa de desempleo en Colombia fue del 12,9 por ciento en febrero. Forbes, 01-04-2022.

[3] La deuda externa de Colombia subió a 53,1 por ciento y llegó a 167.859 millones de Dólares. Valora Analitik, 08-04-2022.

[4] Los hogares colombianos disminuyeron la compra de alimentos. Forbes, 14-04-2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.